07/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Las Sombras, con la nostalgia como bandera de cambio: “Somos una banda inquieta”

Quien conozca a Las Sombras seguramente haya pensado que El club de los nostálgicos es un título ante todo preciso para nombrar a un disco hecho por los cuatros miembros del grupo pampeano, con base en Buenos Aires, que este sábado llegará a Córdoba para estrenar en vivo su más reciente material.

En sus dos álbumes previos, Las Sombras (2016) y Crudo (2018), Julián Agustín Pico, Nicolas Lippoli, Manuel Fernandez y Mauro López revisitaron el rock argentino de raíz con una mirada siempre curiosa y chispeante tanto desde lo musical como desde lo lírico. Las referencias de Manal, Los Gatos, Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll y otros artistas de los años ‘60 y ‘70 formaron parte del horizonte estético del grupo desde sus inicios, aunque no como una prisión cerrada, sino más bien como parte de una identidad en permanente construcción.

En la línea de tiempo de la banda, la llegada de El club de los nostálgicos supone una confirmación de ese mismo espectro, aunque también propone el añadido de algunos elementos por fuera del formato de cuarteto rockero (batería, bajo y dos guitarras) que ya se venía insinuando en sus últimas producciones.

Tomo lo que encuentro

“Tiene mucha influencia de la música de los ‘80, sobre todo nacional, ¿no? Nosotros hace un montón de tiempo que coqueteábamos con las melodías de Virus, las guitarras de Los Encargados, Los Abuelos de la Nada…”, explica Manuel Fernández luego de bajarse de un colectivo rumbo a la sala de ensayo grupal.

“Ya veníamos de grabar Lo que guarden tus ojos –single publicado en marzo de 2021–, donde metimos sintetizadores”, introduce en relación con los orígenes de un disco cocinado (y también demorado) durante la pandemia.

“Pensamos en llevar ese sonido a otro lado, en jugarnos a cambiar un poco más nuestra sonoridad”, asegura el guitarrista y cantante, quien entiende a El club de los nostálgicos como una nueva depuración de la propuesta cancionera, siempre con desparpajo y elegancia, que lleva como bandera Las Sombras.

Según cuenta Fernández, esa búsqueda por ampliar la paleta sonora se terminó de concretar al encontrarse con quien terminó siendo el productor de El club de los nostálgicos.

“Teníamos esta idea de cambiar de sonoridad, pero no fue hasta que conocimos a Norman (McLoughlin, el productor) que realmente dimos con este concepto. Él tiene mucho conocimiento de armonía, tocó todos los sintetizadores del disco, nos ayudó a llevar esa idea a cabo, a plasmar eso. Supo interpretar de la mejor manera posible lo que queríamos”, dice Fernández.

–¿Qué representa ese club de amantes de la nostalgia para ustedes?

–En realidad, todo surge por el título de una de las canciones. Después, más que nada pensamos este concepto de club en el que queríamos que la gente se sintiera parte. Lo primero y principal era eso: este club está abierto al que quiera entrar, sin distinción. Y justamente uno de los conceptos que tiene este club es esa nostalgia, ese amor por el arte del pasado en todas sus formas. Tampoco quiero que se malinterprete. Yo siempre digo lo mismo: una cosa es que a uno le gusta el arte del pasado, pero eso no quiere decir que nosotros vivamos en el pasado.

Una banda de escenarios

Además de la novedad que implican las nueve canciones de El club de los nostálgicos, una noticia especial para los fans cordobeses de la banda se dio cuando los pampeanos confirmaron que “la Docta” sería la primera plaza (de un total de 20 ciudades) en la que se presentaría oficialmente el álbum.

Y es que, para Las Sombras, el momento de tocar en vivo es definitorio en cuanto a identidad grupal. Ver al cuarteto sobre un escenario es, de algún modo, un antes y un después en la trayectoria de cualquier amante de las canciones electrificadas y con pulso de banda de rock.

–¿Por qué eligieron Córdoba como primera parada de la gira?

–Para nosotros Córdoba es una segunda casa. Siempre nos trataron de la mejor manera, y el público es muy cálido con nosotros y nos lo hicieron sentir y saber. Para nosotros, eso es algo muy importante y dijimos: “Bueno, ¿por qué no probamos arrancar las presentaciones en otro lugar del país?”. Los dos lugares en los que podíamos hacer eso eran La Pampa y Córdoba. En La Pampa decidimos patearla para adelante. El sentimiento es muy agradable. Ir a Córdoba es un viaje de placer.

–Ustedes se promocionan como una banda de vivo. ¿Cómo se integraron las nuevas canciones al show y cuál es el balance que hacen hoy de este tercer disco?

–El repertorio se acomodó bastante orgánicamente. Sí hay diferencia de instrumentos y sonoridades, también de intensidades. En el show van a encontrarse con los temas nuevos del disco que vamos a presentar, pero también van a escuchar las canciones que siempre tocamos. Nosotros ya veníamos reversionando esos clásicos porque somos una banda inquieta y no hacemos siempre todo de la misma manera. Estamos muy contentos porque este tercer disco lo queríamos largar hace rato; la segunda ola de la pandemia nos frenó la salida, se dilató todo. El sentimiento que predomina en este momento es de felicidad.

–Las Sombras es una banda de rock en un contexto en el que el género perdió trascendencia. ¿Se sienten “outsiders” de este tiempo?

–Nosotros no nos oponemos a nada, es algo que sucede porque hay diferentes veredas de moda. No tenemos problema con eso. Hoy en día está muy de moda otro tipo de música y no lo que nosotros hacemos, y en algún punto eso te termina de completar el círculo del concepto de lo nostálgico. Cuando nosotros arrancamos a hacer todo esto, era distinto, pero sucedieron cosas en la historia que hicieron que se lo vea al rock de una manera un poco más fea, y claramente la gente está consumiendo otra cosa. Tenemos muchas bandas amigas que están transitando lo mismo y estamos experimentando esta nueva situación. Es raro porque algunas veces la sensación es adaptarse o perecer. Pero lo que hacemos es con convicción, es algo que a nosotros nos gusta. No es algo impuesto ni tampoco queremos generar una moda. He escuchado gente que para ganar algún que otro mango ha cambiado su estilo y su manera de ser. Nosotros así no somos y eso lo vamos a defender a muerte porque tratamos de ser lo más sinceros posible. Con nosotros mismos y con la gente que escucha la banda.

Para ir

Las Sombras se presenta este sábado, a las 20.30, en Casa Babylon (bv. Las Heras 48). Artista invitada: Rudy. Entradas anticipadas a $ 1.500 más cargo por servicio en Alpogo.com.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!