13/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Quién es Gabriel Rubinstein, el economista que eligió Sergio Massa como viceministro

Sergio Massa, flamante titular del Palacio de Hacienda, finalmente confirmó que su viceministro de Economía será Gabriel Rubinstein.

Quién es Gabriel Rubinstein, designado viceministro de Economía

Gabriel Rubinstein es un macroeconomista muy conocido por el mercado y que además entiende de cuestiones monetarias, ya que fue directivo del Banco Central durante el ministerio de Roberto Lavagna entre el 2002 y 2005, en la primera etapa del kirchnerismo conducido por Néstor Kirchner.

Rubinstein trabaja como consultor privado en Economía y Finanzas, y asesora desde GRA Consultora.

Dentro del ámbito privado se desempeñó también como director Ejecutivo de la Bolsa Comercio Buenos Aires y como coordinador General de Estudio Broda.

En su currículum vitae que figura en la web de su consultora, describe que Rubinstein fue conferencista sobre temas de Economía, Finanzas y Calificación de Riesgo en Argentina, Brasil, Estados Unidos, entre otros.

Tambien es autor de artículos en diarios, revistas y medios especializados. Además de autor de papers académicos.

Charla de Rubinstein en Córdoba: qué decía

El 6 de octubre de 2020 el economista Gabriel Rubinstein habló en el Ieral, de la Fundación Mediterránea de Córdoba, sobre los posibles escenarios en relación con el tipo de cambio y, específicamente, sobre la brecha cambiaria.

Para Rubinstein, el problema era la confianza que ofrecía el Gobierno nacional, o más precisamente todo lo contrario: la desconfianza respecto de sus pasos en materia económica, con Martín Guzmán como ministro.

“Si el Gobierno se las ingenia para tener un poco más de confianza, deberíamos tener una brecha del 70, 75 u 80 por ciento, pero siempre alta. Y si no, si sigue la gran desconfianza actual, la brecha puede seguir subiendo, pero no están las condiciones dadas para que esa diferencia baje”, dijo el economista en 2020.

Según Rubinstein, en ese entonces, a lo máximo que podría aspirar el Gobierno era “a una devaluación del orden del 25 por ciento” y, con eso, lograr bajar la brecha hasta el 40 por ciento.

“En un marco de confianza, donde se hace una devaluación bien hecha y con un pass through algo menor que el 40 por ciento, la brecha podría bajar hasta el 40 por ciento”, dijo el economista, resaltando una y otra vez esta frase: “Siempre en un entorno de suba de la confianza”.

“Pareciera ser que esto es a lo que más podría aspirar el Gobierno. El problema es que está encerrado en un marco de desconfianza”, agregó.

Para Rubinstein, “el propio Gobierno ha decidido no devaluar: sabemos que esto es algo que estuvo en análisis y que se decidió no hacerlo porque entiende que se va a escapar la economía de las manos, va a ser todo peor y finalmente está pensando en la performance electoral del año que viene”.

“Hay riesgo de hiperinflación”

Días atrás habló con el canal TN y lanzó algunas frases:

  • “Tenemos riesgo de hiperinflación”
  • “Lo más urgente es terminar con el desequilibrio fiscal”
  • “Argentina se quedó sin financiamiento”
  • “Estamos en un ajuste no civilizado”
  • “Deberían unificar el tipo de cambio”
  • “La segmentación de tarifas no ataca el problema”

Cómo piensa Gabriel Rubinstein sobre la dolarización

En marzo de este año cuando sonaba fuerte la posibilidad de una dolarización de la economía argentina. Clarín se puso en contacto con el economista. Al respecto, el autor del libro “Dolarización, Argentina en la Aldea Global” decía que 1999 cuando él lo escribió “había una idea básica de que la dolarización podía contribuir mucho para evitar el default, y evitar un colapso de la economía”. Ese proceso finalmente sucedió dos años más tarde que fue todo el colapso de la convertibilidad, la pesificación y el corralito.

Puesto en contexto, el economista aclaró que “eso tenía sentido en ese momento y de esa forma”. “Ahora para dolarizar tenes que tener reservas, algo que hoy no hay”, advertía. Y agregaba: “Antes de encarar un proceso de estas características hay que ver qué objetivo se persigue. Si lo que querés es bajar la inflación a 5% anual, no se necesita dolarizar”.

Algunos tuits de Rubinstein

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!