13/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Sin sarpullidos ni irritación: esta es la depilación ideal para pieles sensibles

La

El dermatólogo recomendó minimizar lo más posible la irritación de la depilación (eso varía con cada técnica y habilidad profesional), usar cremas antiinflamatorias e hidratantes posdepilación para reducir la inflamación de la dermis (lo más sencillo es aplicar paños fríos en la zona afectada de la piel), evitar el roce y fricción de la ropa, no exponerse al sol luego de depilarse y, en casos más graves, utilizar alguna crema con bajos niveles de corticoides (prescriptas por dermatólogos) para reducir la inflamación.

Depilación definitiva: una opción menos dañina para la piel

Hace más de veinte años que la depilación definitiva, un método que elimina el vello de raíz por medio de rayos láser, está disponible en la Argentina. Al principio era un servicio costoso, que se comercializaba en paquete (con un mínimo de sesiones que debían pagarse de antemano) y que unas pocas mujeres, algunas derivadas por sus médicos para tratar los pelos encarnados (foliculitis) o el exceso de vello (hirsutismo) se atrevían a probar.

Hoy el método está popularizado, resulta mucho más accesible y también evolucionaron las tecnologías, que se volvieron más precisas y aptas para todos los tipos de vello. Si antes solamente las personas morochas y de piel muy blanca eran candidatas a beneficiarse con la depilación definitiva, hoy la metodología alcanza a las pieles más morenas y a los vellos más rubios. Todos pueden tratarse con este método.

Leé más: Cómo depilarte correctamente las cejas

¿Cómo actúa? El sistema actúa por un proceso llamado fototermólisis selectiva; foto: luz; termo: calor; lisis: destrucción; y selectiva porque sólo interviene si el pelo y el folículo están cargados de un pigmento llamado melanina.

En la primera sesión, los pelos desaparecen instantáneamente y otros son expulsados por los folículos en los días posteriores, mientras que la piel permanece suave y sana. En la segunda, a las dos o cuatro semanas, se va eliminando el vello restante.

La cantidad de sesiones necesarias para cada persona la establecerá el profesional a cargo del tratamiento, según las condiciones de cada paciente, su edad, sexo, zona a depilar, entre otros factores. También se tiene en cuenta que el crecimiento del pelo varía de una persona a otra.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!