13/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

LA «CAMPAÑA POR LA DECLARACIÓN DE LA EMERGENCIA EN VIOLENCIA DE GÉNERO» REACTIVA SUS RECLAMOS

El grupo de mujeres autoconvocadas bajo la movilización nacional de la «Campaña por la Declaración de la Emergencia en Violencia de Género» reactivaron sus encuentros a través de una plenaria pública. En la misma se abordaron los tópicos de relevancia en San Nicolás, como la necesidad de reformular pedidos urgentes ante el Ejecutivo para mejorar el presente local, con crecientes casos de agresiones.

Carolina Mitriani
[email protected]

Bajo la consigna “nos merecemos una vida sin violencia”, la agrupación de mujeres autoconvocadas por la «Campaña por la Declaración de la Emergencia en Violencia de Género» en San Nicolás tuvieron su plenaria abierta a la inclusión de nuevas voces. En la misma se trabajaron cuestiones vinculadas a esta problemática en su sentido netamente regional, analizando la experiencia de quienes de manera voluntaria trabajan en la primera línea de batalla contra un flagelo que día a día suma víctimas en la ciudad. “Nos volvemos con muchas iniciativas y ganas de seguir organizándonos. Para que no haya ni una menos, necesitamos la emergencia en violencia ya”, remarcaron.

Medidas inconclusas

Una de las cuestiones que mayor preocupación genera en el ambiente feminista nicoleño es la ausencia de una casa de abrigo del orden estatal. Cabe resaltar que esta normativa cuenta con previos intentos de ejecución, con iniciativas elaboradas desde el seno de los movimientos de mujeres.

El 29 de mayo de 2017 se promulgó la ordenanza número 9419, que determina: “Créase en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos la “Casa de Abrigo para la Mujer Víctima de Violencia”, de acuerdo a lo previsto en la Ley Nacional Nº 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las Mujeres”. La misma fue aprobada por el Honorable Concejo Deliberante el 24 de mayo del mismo año, para luego tener el último paso administrativo en el despacho del entonces intendente interino Manuel Passaglia.






Actualmente funciona la casa de abrigo “Casa Belén”, en la zona Sur de la ciudad, pero su trabajo está bajo el marco de la iglesia católica y el aporte de donantes, que ayudan a sostener los gastos que dichas tareas requieren. Este espacio no forma parte del ámbito estatal ni está alcanzado por la normativa anteriormente referida.

Nicoleñas en emergencia

El asunto central de esta plenaria tuvo que ver con el puntapié de reactivar la declaración de la emergencia en violencia de género en San Nicolás. La misma cuenta con un antecedente también aprobado pero sin concreción en la realidad local. Es la ordenanza número 9418 la que tuvo sanción el 24 de mayo del 2017 –y su correspondiente promulgación el 29 siguiente- la que dictó “por el término de un año la Emergencia contra la Violencia por motivos de género”.

Esta ordenanza –con intenciones de ser nuevamente puesta sobre la mesa- marca su espectro de acción en “toda conducta, acción u omisión que, de manera directa e indirecta, tanto en el ámbito público como el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte la vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también la seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes”. Además, resalta que “se considera violencia indirecta a toda conducta, acción, omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón”.






El cuerpo de la normativa aborda aspectos que hoy, a más de cinco años de su puesta en público, siguen siendo una materia pendiente e incluso se han agravado. Desde aquel entonces se han cometido tres femicidios en San Nicolás, que se cobraron las vidas de Ángela Leonela Barrios, Daiana Almeida y Patricia Brauer.

Puesta en común

La organización de manera horizontal de mujeres lleva en San Nicolás la cosecha de muchas vidas salvadas. El abordaje en red no es sólo una herramienta de acción directa ante casos de violencia de género física sino también un eslabón esencial a la hora de compartir experiencias, trabajar interdisciplinariamente desde una perspectiva de género en cada tópico, y generar espacios de contención.

La plenaria de la Campaña tuvo momentos de revisión y reflexión de las herramientas con las que cuentan las mujeres y diversidades de género en San Nicolás, junto a una detección de actividades y espacios necesarios para el abordaje local de la violencia de género. Además, se compartieron testimonios en primera persona que dan cuenta del padecimiento por el que transcurren las mujeres en situaciones de violencia, los distintos tipos de ella que existen y la ineficaz acción de los diferentes entes del Estado a la hora de prevenir, detectar y abordar los hechos de agresión y su posterioridad.

Diario El Norte

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!