15/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Se cumplen 76 años de la bomba atómica sobre Hiroshima

Exactamente 76 años después del bombardeo atómico sobre Hiroshima, esta ciudad del oeste de Japón –ubicada 681 kilómetros al oeste de la capital del país, Tokio– busca trasladar su trágica historia a una nueva generación de líderes mundiales ante la inquietud por la invasión rusa a territorio ucraniano y la escalada de las tensiones en Asia.

En la mañana del 6 de agosto de 1945, Hiroshima se convirtió en la primera población en la historia de la humanidad en ser bombardeada con armas nucleares. Ese día, por orden del entonces presidente de Estados Unidos Harry Truman, el bombardero Enola Gay, piloteado por el coronel Paul Tibbets, dejó caer la bomba Little Boy sobre la urbe nipona. El proyectil nuclear explotó a unos 600 metros del suelo y generó una ola de calor de unos 4.000 °C en un radio de aproximadamente 4,5 kilómetros.

Infierno

“A las 8.14 era un día soleado en Hiroshima; a las 8.15 la ciudad se transformó en un infierno”, describe y resume el horror Kathleen Sullivan, directora de Hibabakusha Stories, una organización que recopila testimonios de sobrevivientes de la mayor masacre bélica de todos los tiempos perpetrada en un lapso fugaz. Los testimonios de la periodista y de varios sobrevivientes del aniquilamiento pueden verse en un documental producido por Discovery Channel.

Tres días después de esa atrocidad, la aviación militar norteamericana perpetró un ataque calcado contra la localidad japonesa de Nagasaki.

No existen cifras definitivas de cuántas personas murieron a causa de los bombardeos. Los cálculos más conservadores estiman que las estocadas nucleares les arrebataron la vida a unas 110 mil víctimas inocentes. Otros historiadores calculan que mataron al doble de personas.

Lección de historia

En 2016, Barack Obama, persuadido por el entonces primer ministro japonés Shinzo Abe (asesinado a mediados de julio último), fue el primer presidente de Estados Unidos en viajar a la ciudad objetivo de las agresiones atómicas estadounidenses, en una visita histórica que ahora el actual mandatario nipón, Fumio Kishida, busca repetir con su homólogo estadounidense, Joe Biden.

Kishida anunció en junio que la cumbre de líderes del Grupo de los Siete (G-7) del próximo año se celebrará en Hiroshima, del 19 al 21 de mayo, con lo que pretende mandar un mensaje “para que no se repitan nunca los horrores de las armas nucleares”, explicó.

Para Matsui, la ciudad también es un ejemplo de por qué Japón no debe tener armas nucleares, después de que varias facciones políticas niponas sugirieran esta posibilidad ante la invasión rusa de Ucrania y la creciente amenaza de Corea del Norte, que estaría preparado para hacer un nuevo test atómico en cualquier momento, a lo que se suma la nueva crisis en el estrecho de Taiwán.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!