26/09/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Con la quita de subsidios energéticos, el Gobierno prevé un ahorro fiscal de $455.000 millones en 2023

El Gobierno anunció finalmente este martes los detalles del esquema de quita de subsidios para las tarifas de luz, gas y agua. Este nuevo sistema se aplicará gradualmente y se organizará según los tres escalas de ingreso.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, informó que este nuevo esquema de distribución de subsidios para los servicios energéticos permitirá generar un ahorro fiscal de $455.000 millones para 2023 y de $47.500 millones para este año.

El cálculo surge de las estimaciones oficiales que la reducción que se realizará sobre las asistencias que el Estado aporta para los usuarios de estos servicios y que impactará sobre los gastos correspondientes al pago de las tarifas.

Lee también: Topes al consumo, tarifa social y lo que hay que saber sobre la quita de subsidios a la luz, el gas y el agua

”La segmentación ha sido pensada desde un criterio de una distribución basada en la justicia social y la equidad. Hoy el 50% de la población de mayores ingresos recibe el 60% de los subsidios” indicó Royón en la conferencia de prensa que se realizó este martes en el Palacio de Hacienda.

Según la titular del área de Energía, la quita de subsidios se organizó con “criterios de equidad” para que las asistencias del Estado “lleguen a quienes más los necesitan”. ”Este plan ha tenido una visión federal, en función de la disponibilidad de datos que hemos cruzado oportunamente, tanto en el consumo de gas como de energía eléctrica”, dijo.

El ahorro fiscal por la readecuación tarifaria implica una baja que se ubicaría entre el 0,4% y el 0,5% del PBI para el 2023, mientras que el tramo final de este año “será un tercio” del cálculo anual, explicó el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

Quita de subsidios a la energía eléctrica

  • El tope de consumo a partir del que se empezará a pagar tarifa plena de luz será de 400 kWh mensuales por hogar, por el excedente de ese límite.
  • En los casos de las localidades que no cuenten con gas natural por redes aumentará a 550 kWh el tope de consumo a partir del que se empezará a pagar tarifa plena de luz.

Quita de subsidios al gas natural

  • En el caso del Nivel 1 se aplicará quita total del subsidio para todo el consumo de gas natural.
  • A los usuarios y a las usuarias del Nivel 2 se les mantiene la tarifa vigente.
  • En cuando al Nivel 3 habrá incentivo al uso eficiente del recurso, se subsidiará un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimo y máximo de cada categoría y subzona.
  • Los aumentos para los Niveles 1 y 3 se aplicarán gradualmente en tres bimestres (a partir de los consumos del 31 de agosto, octubre y diciembre).
  • La política de segmentación estableció tres niveles de usuarios, que derivó en aumentos diferenciados en el precio del gas para los de Nivel 1. Las subas se aplican de manera gradual por bimestres a partir de septiembre (noviembre y enero posteriormente) con un aumento promedio cercano a los $500 mensuales por escalón y $1500 mensuales acumulado en los tres bimestres.
  • El esquema de aumentos a partir de niveles de consumo para los el Nivel 3 plantea tres aumentos con una aplicación gradual por bimestres a partir de septiembre con una suba promedio cercana a los $165 mensuales por escalón y $500 mensuales acumulados en los tres bimestres.
  • La cantidad de gas demandada por los hogares no está relacionada con el nivel de ingresos y se vincula directamente con condiciones climáticas, cantidad de participantes del hogar, características constructivas de la vivienda y la eficiencia de los equipos domésticos.
  • El consumo de gas por redes en los hogares ubicados las regiones más frías del país duplica al de regiones templadas.
  • En casos más extremos, como es el caso entre la provincia de Santa Cruz y la Ciudad de Buenos Aires, la diferencia es de 11:1.
  • Este diferencial se explica centralmente por el uso de calefacción requerido para climatizar los ambientes del hogar y es determinante para conservar la salud y garantizar la supervivencia de sus integrantes.

Quita de subsidios al agua potable

  • En el caso del agua potable a los usuarios del servicio de AySA residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como altas (incluye urbanizaciones cerradas) se eliminará el subsidio de manera directa desde el 1° de noviembre.
  • En cuanto a los usuarios residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como medias en una primera etapa tendrán un subsidio del 40% desde el 1° de noviembre y hasta el 31 de diciembre. En la segunda el subsidio será del 20% desde el 1° de noviembre y hasta el 28 de febrero de 2023. En la tercera se eliminará el subsidio, desde el 1° de marzo de 2023.
  • En relación a los usuarios residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como bajas en la primera etapa tendrán un subsidio del 45% desde el 1° de noviembre y hasta el 31 de diciembre de 2022. En la segunda el subsidio pasará a 30%, desde el 1° de noviembre y hasta el 28 de febrero de 2023. En la tercera el subsidio será del 15%, desde el 1° de marzo de 2023.
  • En cuanto a los usuarios no residenciales en la primera etapa tendrán un subsidio del 40% desde el 1° de noviembre y hasta el 31 de diciembre de 2022. En la segunda el subsidio pasará a ser de 20%, desde el 1° de noviembre y hasta el 28 de febrero de 2023. En la tercera se eliminará el subsidio, desde el 1° de marzo de 2023.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!