01/10/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

La Nación prometió buscar alternativas para los dólares del autopartismo cordobés

La Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc) advirtió hoy a la Nación que existe “el riesgo inminente de parada de empresas” con consecuencias de tipo laboral, ante la falta de “insumos básicos y componentes para la producción”, como resultado de la imposibilidad de pagar con dólares a los proveedores internacionales.

El llamado de atención fue realizado durante una reunión que esa entidad mantuvo este mediodía con el secretario de Desarrollo Productivo, José Ignacio De Mendiguren, y está a tono con el planteo que también le realizó en esta jornada la Unión Industrial Argentina (UIA) al ministro de Economía, Sergio Massa.

Acompañados por el titular de Industria, Comercio y Minería de Córdoba, Eduardo Accastello, la dirigencia metalúrgica mantuvo una reunión presencial con De Mendiguren a quien le entregaron un extenso documento que plantea la situación de la industria autopartista y proveedora de la maquinaria agrícola en Córdoba.

Sostener a la actividad

Al término del encuentro, Accastello emitió una declaración en la que señala que “se arribó a un canal de vinculación” con la secretaría que comanda De Mendiguren, “y se solicitó tener una misma instancia con la Secretaria de Comercio”.

“Asimismo, se instó a buscar soluciones concretas a los problemas de importación de los sectores industriales cordobeses, priorizándolos y estableciendo mecanismos ágiles para sostener la actividad y fomentar la exportaciones”, resaltó.

Por la Cámara asistió su presidente, Gustavo Del Boca, y el presidente de la Comisión Autopartista de Córdoba, Ramón Ramírez. La delegación también estuvo integrada por el titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), Marcelo Uribarren. El presidente del Banco de Córdoba, Daniel Tillard, acompañó a la comitiva cordobesa, al igual que el secretario de Industria, Fernando Sibilla.

Del Boca, como lo había señalado Accastello, destacó que el sector “pudo plantear la situación ante las autoridades” y señaló la importancia de “contar con un canal de diálogo abierto” para intentar buscar vías de financiamiento que podría ir por el lado del Banco de Intercambio y Comercio Exterior (Bice), con garantías.

En ese sentido, el directivo valoró que la Provincia haya conseguido algo inédito como obtener una reunión con una autoridad del Banco Central para tratar la temática. Fue con su vicepresidente, Sergio Woyecheszen. También hubo un encuentro con el titular del Bice, Mariano De Miguel.

En “default”

La Cimcc resumió en un documento que entregó a De Mendiguren la difícil situación por la que atraviesa a partir de la comunicación del Banco Central A7532, que originalmente regía hasta el 30 de este mes, y que posponía cualquier pago en dólares a 180 días.

Para los metalúrgicos aquella disposición ya suponía entrar “en default” con los proveedores del exterior, pero la situación se capeó bajo la promesa, sostenida entonces por el Gobierno, en que a partir del 1º de octubre aparecerían las divisas para efectuar los pagos.

Sin embargo, el 8 de este mes, con otra comunicación, A7601, ese cepo se prorrogó hasta el 31 de diciembre, “complicando aún más el escenario de nuestras empresas”, dijo la Cámara.

En el documento que dejó en manos de De Mendiguren, exindustrial y dirigente de la UIA, enumeró que la financiación de importaciones a través de la banca local con líneas de créditos de corresponsales del exterior a 180 días, genera imprevisión de costos, ya que se toma deuda en dólares, sin conocer la evolución del tipo de cambio, más el pago de intereses en dólares (11%).

Sobrecostos

Otra alternativa complicada es la financiación con los mismos proveedores, “los que no siempre están dispuestos a hacerlo con sobrecostos en los precios, sumado a los intereses que son similares a los mencionados anteriormente”. Esto produce “el corte de entregas y, peor aún, la no producción de los componentes hasta que no se acrediten los pagos”, mencionó la Cimcc.

Particularmente en el sector automotriz, la Nación “autorizó cesión de cupos asignados de las terminales a sus proveedores”, pero la prórroga “está generando ya problemas propios para las terminales automotrices, con lo cual no se están realizando dichas cesiones poniendo en serio riesgo la Producción y por ende la cadena de valor”, ahondó el planteo empresarial.

Volver no será sencillo

El pago con dólares financieros es imposible para una crisis de largo plazo, dado que producen un sobrecosto imposible de trasladar a los precios, especialmente con materias primas como aceros especiales, acero inoxidable, aluminio, entre otros.

El documento deja para el final una advertencia que fue puesta en conocimiento de los funcionarios: de producirse un parate en las empresas, retornar a la normalidad demandaría días de inactividad “dado los tiempos de producción de los proveedores y la logística (problemática que se agudiza por la falta de flujo desde y hacia nuestro país) para llegar con el producto”.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!