02/10/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Senado: el Frente de Todos logró aprobar la ampliación de la Corte, pero se frena en Diputados

Con tensión hasta último momento y movimientos de equilibrista para conseguir los votos, el Frente de Todos consiguió aprobar en el Senado la ampliación de la Corte Suprema de Justicia de cinco a 15 miembros. Pero el proyecto se encamina al fracaso en la Cámara de Diputados, donde la oposición ya anticipó que lo frenará.

La iniciativa fue aprobada con 36 votos a favor y 33 en contra, en ausencia de Cristina Kirchner. La vicepresidenta no apareció en el recinto y se recluyó en su despacho, aunque aseguran que solo permaneció unas pocas horas, dedicada a ultimar detalles del descargo que hará este viernes en la causa Vialidad.

El oficialismo hizo un fino trabajo de equilibrio para lograr el objetivo ante el rechazo de Juntos por el Cambio. Con la ayuda de tres aliados (el rionegrino Alberto Weretilneck, la misionera Magdalena Solari Quintana y la riojana Clara Vega) compensó dos votos propios con los que no contó.

Uno fue el del misionero Maurice Closs, que se quedó en su provincia por problemas de salud. Y la segunda fue la puntana Eugenia Catalfamo, que votó en contra. Se trata de una joven senadora que responde a Alberto Rodríguez Saá, quien la semana pasada abandonó la “liga de gobernadores” enojado por cómo se manejó el debate de la Corte.

Alberto Rodríguez Saá fue uno de los siete gobernadores que fueron al Senado a bancar la Corte de 25, en representación de los 16 mandatarios que firmaron un documento con ese pedido. Eran momentos donde crecía la presión sobre la Corte por el fallo sobre el recorte de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires.

“No estoy dispuesta a deslegitimar la palabra de los gobernadores que vinieron a esta casa, ni nuestra propia palabra al firmar el dictamen. Porque tengo mis convicciones sumamente firmes, creo que estamos perdiendo una oportunidad histórica para generar una Corte que represente a toda la Nación”, argumentó Catalfamo.

La legisladora había avisado en su interbloque que iba a abstenerse, pero la realidad numérica la obligó a votar en contra. Es que si se abstenía, al momento de la votación iba a ser considerada ausente, tal como estipula el reglamento del Senado. Por ende, el oficialismo corría el riesgo de perder el quórum, que había logrado con los 37 justos.

Pero además, la decisión de reducir el número a 15 integrantes fue para convencer a otro puntano, Adolfo Rodríguez Saá, que está enfrentado a su hermano Alberto. Adolfo tenía un proyecto propio con nueve jueces y, si bien votó a favor de los 15, dejó asentado su descontento: “Debimos intentarlo. Hubiera sido mejor haber llegado con un acuerdo, pero no se pudo”.

Las modificaciones al dictamen se terminaron de conocer al momento de la votación. Además de la integración de 15, se estableció que haya hasta ocho de los jueces del mismo sexo, para propender a la equidad de género.

Oposición en contra

Tal como habían anticipado, los senadores de Juntos por el Cambio no dieron quórum. Se sentaron en sus bancas con la sesión iniciada y finalmente votaron en contra. En el interbloque hubo un único ausente, el cordobés Luis Juez, quien dijo ser “coherente” con la postura que mantuvieron en el debate en comisiones.

“Es un acto de incoherencia no haber participado de la comisión y después ir a dar el debate en un tema que le interesa exclusivamente al kirchnerismo y a Cristina en la construcción de su defensa en la causa Vialidad”, planteó el legislador, que este jueves mantuvo actividades en Córdoba.

En el recinto, Martín Lousteau (UCR) advirtió que “el objetivo de esto es tener una Corte que funcione en bandos y se partidice”, y además precisó que “la mitad de las 25 mil causas que tiene la Corte por año las genera el propio Poder Ejecutivo a través del ANSES”, que apela “hasta última instancia” los fallos sobre el cobro de los jubilados.

La camporista Anabel Fernández Sagasti respondió las acusaciones. “El consenso que quieren es no ampliar la Corte. Nunca es momento para hacernos cargo de que el Poder Judicial necesita herramientas para mejorar, que son leyes. No estamos cometiendo ningún hecho delictivo”, afirmó.

El kirchnerismo cargó contra los jueces actuales. “Esta Corte garantiza la impunidad de (Mauricio) Macri y de (Héctor) Magnetto. A Cristina la juzgan por obras hechas en Santa Cruz y resulta que del espionaje ilegal que nos hicieron (Gustavo) Arribas y (Silvia) Majdalani a todos nosotros, Macri no sabía…”, arremetió Oscar Parrilli, y remató: “Con estos cuatro mafiosos, no hay gobierno que aguante”.

La schiarettista Alejandra Vigo estuvo ausente, y los diputados de ese espacio se pronunciaron en contra: “El oficialismo gasta tiempo en manosear a la Justicia con este intento de modificar la Corte Suprema que nunca se aprobará en Diputados. En cambio, debería hacer foco en encontrar una solución a los problemas urgentes de los argentinos”.

El rechazo de todo el Interbloque Federal, de Juntos por el Cambio y de los bloques liberales haría naufragar el proyecto en la Cámara de Diputados. Es la misma suerte que corrió la reforma del Ministerio Público Fiscal, que no llegó siquiera a dictaminarse.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!