28/09/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Arte sobre ruedas: El Museo Itinerante de Fotografía llega a la provincia de Córdoba

Un museo de fotografía nómade llegará a Unquillo este lunes, con una propuesta novedosa que se viene moviendo por el mapa de la Argentina.

Se trata de un “tráiler cultural”, diseñado especialmente para transformarse en una sala de exposición viajera que devora kilómetros de asfalto, tierra y ripio.

Este museo nómade es la forma en que se reinventó la Fototeca Latinoamericana (Fola), un reconocido espacio de Buenos Aires que debió cerrar sus puertas en 2021, acosado por un combo de pandemia y crisis económica.

Su director, Gastón Delau, decidió salir a las rutas con una sala ambulante y meterse en la aventura de recorrer siete mil kilómetros con una muestra de fotografía argentina que ofrece un panorama de autoras y autores de diversas generaciones y distintos estilos.

“Pensamos una muestra de fotografía argentina que abarca muchos periodos –describía Deleau el año pasado en diálogo con La Voz–, desde cosas históricas y artistas consagradísimos hasta una generación de artistas un poco más jóvenes. Así se armó un seleccionado de fotografía, por llamarlo de alguna manera, al cual el faltan por supuesto un montón de autores”.

La exposición incluye 46 obras de 42 artistas. “Hay cuatro que yo considero un poco los padres de la fotografía, que son Grete Stern, Horacio Coppola, Humberto Rivas y Annemarie Heinrich, presentes en la muestra con dos fotos cada uno”, describe el director de Fola.

Dentro del tráiler se exhiben fotos de Nicola Costantino, Alicia D´Amico, Facundo de Zuviría, Sara Facio, Alberto Goldenstein, Alejandro Kuropatwa, Adriana Lestido, Marcos López, Diego Ortiz Mugica, Liliana Porter, Alfredo Srur, SUB Cooperativa, Romina Ressia, Rodrigo Abd, Marcos Adandia, Alejandro Chaskielberg, Cristina Fraire, Eduardo Gil, Eduardo Grossman, Ignacio Iasparra, Esteban Pastorino, Ataulfo Pérez Aznar, RES, Graciela Sacco, Lena Szankay, Juan Travnik, Martín Weber, Marcos Zimmermann y Helen Zout.

Muestra digital de artistas locales

Una Chevrolet S10 tracciona la sala sobre ruedas que debía llegar a la ciudad de Córdoba a fines de enero de este año. Pero sucedieron cosas, como es lógico en un proyecto de esta naturaleza, que tiene mucho de azar, decisiones sobre la marcha y volantazos.

Finalmente, el destino cordobés es Unquillo, en las Sierras Chicas. El Museo Itinerante de Fotografía, junto a la Fundación Luz y Alfonso Castillo, se presentará desde este lunes 26 en la explanada municipal de la ciudad serrana (San Martín a la altura de la doble avenida). El tráiler permanecerá allí hasta el viernes 30, presentando su propuesta de 11 a 13 y de 16 a 20. Los días sábado y domingo se mudará al Parque Integrador, a metros del Museo de Arte Contemporáneo de Unquillo (Macu, avenida San Martín 588), y abrirá en los mismos horarios.

En cada parada se suman a la propuesta artistas locales, con una muestra digital que propone un loop en una pantalla de ingreso al tráiler. En este caso, se podrán ver fotografías de Luis González Palma, Guillermo Franco, Julia Romano, María Buteler, Gabriel Orge, Tony Valdez, Dulce Delia, Guadalupe Aller, Marcos Carri, Nina Brasca, Pedro Castillo, Sebastián Salguero, Susana Pérez, Candelaria Magliano, Judith Le Roux, Natalia Mónaco, Matilde Leblebidjian, Bibiana Fulchieri, Sandra Dillon y Eduardo Fisicaro, entre otros y otras.

A su vez, el tráiler contará con una muestra de fotografía y realidad aumentada desarrollada por los artistas Gian Paolo Minelli y Rafael Parra Toro, junto con la curadora Agustina Rinaldi. El proyecto cubrirá todo el exterior y permitirá que los transeúntes interactúen las 24 horas. Sólo será necesario un lector de código QR y una cuenta de Instagram para acceder a esta experiencia en el mundo virtual.

Y hay más. El vehículo tiene asimismo la capacidad de convertirse en una cámara oscura, un proceso de generación de imágenes que se ubica en los orígenes la fotografía. “El tráiler es un pinhole gigante –cuenta Deleau–. Le hicimos un agujero especial para colocar un estenopo y poder proyectar en el interior la imagen exterior del lugar en el que estemos. La idea es enseñarle a la gente el proceso básico de cámara oscura, y que puedan ver proyectada la plaza o el espacio que caminan todos los días comprendiendo el proceso físico que genera la luz”.

“Es increíble lo que siente la gente”, se entusiasma el creador de esta experiencia.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!