28/09/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Córdoba Repara llega a más barrios: en qué consiste el evento que hace frente a la obsolescencia

La obsolescencia programada tiene un rival inesperado que crece con la premisa de “mejorar el ambiente”. Un grupo de personas creó en la ciudad de Córdoba una reunión itinerante a la que nombraron Córdoba Repara. Es una especie de feria en la que devuelven su usabilidad a los objetos, prendas de vestir y artefactos que resultan averiados.

El primer sábado de agosto desembarcaron en barrio Alto Alberdi, en la zona céntrica de la Capital. Se instalaron en la plaza Jerónimo del Barco y se vieron sorprendidos por la respuesta del público.

Lo que más sorprende al conocerlos es la tenacidad con la que sostuvieron en el tiempo una propuesta que podría parecer marginal.

Ese día recibieron unos 150 objetos para reparar, pero no se llegaron a atender todos los pedidos. Los vecinos del sector se enteraron ese mismo día y se cruzaron a la plaza para trocar o reparar.

Con esa misma dinámica, este sábado 24 llegarán a la Plaza Leandro Alem, de barrio Pueyrredón, en la zona este de la ciudad.

Una feria que presta servicios y ofrece reparaciones

Por lo general, en las ferias se encuentran productos entre los cuales los eventuales clientes optan para la compra. Pero en estos eventos la dinámica se invierte, según destacan sus creadores.

“Hace siete años se hizo la primera edición del Club de Reparadores. Se trata de una idea que se replicó de las acciones promovidas por una organización de Buenos Aires. En aquel entonces se hicieron dos ediciones del Club”, rememoró María Magdalena Gavier, una de las referentes del espacio que hoy se denomina Córdoba Repara en tu barrio.

Al año siguiente de aquellos dos encuentros comenzaron a sumarse otras organizaciones, emprendimientos y personas, según contaron sus organizadores a este medio.

Pero todo se encumbró cuando organizaron una actividad en el ex Mercado Vegano, en la zona del ex Mercado de Abasto de la ciudad. “Hicimos esa edición y casualmente estaba el intendente Martín Llaryora. Lo llamamos para que fuera a ver qué le parecía, le gustó la idea y sugirió hacer algo en conjunto. Esa propuesta quedó germinando”, recordó Gavier.

Cordoba Repara, feria de reparadores en la plaza Jerónimo del Barco. (José Gabriel Hernández / La Voz).

El siguiente paso fue la organización del festival Córdoba Repara por el Día de la Tierra, el pasado 24 de abril. La convocatoria fue en uno de los principales parques de la ciudad, el Parque Sarmiento. Allí obtuvieron el apoyo del municipio, gracias a esa primera aproximación con el intendente.

Para esa fecha –recordaron desde la organización– recibieron la visita del ente municipal Córdoba Obras y Servicios (Coys). “Nos pidieron una reunión para idear una propuesta en conjunto y llevar esta experiencia a los barrios. En esa reunión se pensó en formatos más pequeños, conservando las charlas, los talleres y el espíritu de reparación, que es lo importante. Así nació el espacio itinerante por los barrios”, destacó la referente.

Desde la organización marcan sus premisas. Por caso, los eventos deben ser “gratuitos y accesibles para todas las personas” y conservar una propuesta artística.

Además, el Córdoba Repara no está pensado solamente como una iniciativa para el arreglo de objetos. “También ayuda a la reparación de los vínculos entre las personas y con el planeta. El hecho de no usar el dinero como papel es superimportante. Ayuda a pensar las economías desde otra óptica, lo cual nos pareció disruptivo e innovador y por eso alentamos el club del trueque”, resumió Gavier.

Este sábado, en barrio Pueyrredón, habrá música en vivo, talleres (sobre compostaje, residuos, poda y huerta), un espacio de trueque, una feria agroecológica, stands de organizaciones ambientales, recepción de reciclables y un espacio dedicado exclusivamente al Club de Reparadores Córdoba.

“Nuestra hipótesis era que podía costar la participación en los barrios. Pero en el último evento superamos la cantidad de personas que llevaron objetos para reparar. En general hay entre 20 y 30, pero en este caso había gente que llegaba a reparar de todo”, rescataron desde la organización.

La experiencia en la voz de los reparadores

Natacha es reparadora desde hace más de 10 años. Y hace largo tiempo se unió al Club de Reparadores. “Es un evento hermoso. Hace converger a un grupo de reparadores que nos ponemos las pilas para solucionar algunos objetos y también para mejorar el ambiente. Estoy orgullosa, porque es un evento solidario, que traspasa fronteras y con una impronta solidaria”, expresó.

Celilia es voluntaria desde 2019. “Compartimos herramientas, materiales y conocimientos para extender la vida útil de las cosas. De manera gratuita, repara prendas de ropa y objetos de tela mediante la costura a mano”, relató.

Entre sus tareas se destaca la reparación de mochilas, muñecos y almohadones. “Me gusta que las personas sean partícipes del proceso de reparación. Siempre que lo desean, les enseño una técnica simple de costura para que vuelvan a sus casas con un nuevo aprendizaje y puedan multiplicarlo”, planteó.

Cordoba Repara, feria de reparadores en la plaza Jerónimo del Barco. (José Gabriel Hernández / La Voz).

Marcelo Pérez Moyano se “subió” al Club de Reparadores desde que comenzaron los eventos itinerantes. “La reparación y la customización me apasiona. En estos encuentros encontré un nexo para transmitir esto a los demás, no sólo en palabras sino en hechos. Es algo que me mueve las fibras y estaría bueno que mucha otra gente se sume”, sugirió.

Gonzalo es parte del colectivo Muta. Se trata de un taller “multidisciplinario”. “Es una experiencia nueva y gratificante. Nos ponemos a reparar objetos que traen las personas y que antes estaban rotos, en sus casas. En la mayoría de los casos, todo se puede reparar de manera sencilla”, explicó.

El joven también destacó que se genera una interacción positiva con las personas que se llevan sus pertenencias reparadas. “Se produce un intercambio de información entre los reparadores y es realmente bonito poder participar”, opinó.

“Nos dimos cuenta que la iniciativa era muy buena, en cuanto al combate de la obsolescencia programada de las cosas. Comenzamos a participar hace más de un año y nos preguntamos qué más puede querer uno que llevar sus objetos y recibir una reparación gratuita”, agregó Franco, más conocido en el ámbito como “Fur”.

Entre todos hay un denominador común: han encontrado una trinchera para devolver el uso a lo que de otra manera se convertiría en basura digital o desperdicios.

Cordoba Repara, feria de reparadores en la plaza Jerónimo del Barco. (José Gabriel Hernández / La Voz)

En la otra vereda, la gente que no sabe cómo reparar aquello que se ha roto encuentran una comunidad que le ayuda a ahorrar dinero y a repensar sus conductas ambientales y sociales.

Son, en suma, los aspectos fuertes de una especie de cofradía que llegó a Córdoba para instalarse. Y que a cada centímetro que avanza van contagiando a otras personas que se suman a la propuesta.

Se trata de otro ejemplo exitoso de los modelos circulares, teñido de “amorosidad”, buena energía y tonada cordobesa.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!