01/10/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Una amante, la “obsesión a rajatabla” y dos sicarios por $10 mil: el femicidio de la maestra Andrea Pajón

El femicidio de

El fallo resaltó la persecución de la cual había sido víctima Andrea. “La conducta de Sartal contra su expareja constituyó una afectación a la libertad para llevar adelante una vida normal. Un matrimonio desquiciado, la imposibilidad de mantener un diálogo, la obsesión a rajatabla, los reiterados anuncios de muerte y los términos usados para amedrentarla eran moneda corriente”, apuntaron los jueces.

En diálogo con TN, el abogado que defendió a Sartal, Marcelo Mazzeo sostuvo que fue recién durante el juicio cuando dudó de su inocencia. “Siempre pensé que estaba defendiendo a un inocente”, resaltó el letrado, que tras conocer la verdad asegura que le “quedó un sabor amargo” de ese caso.

“Lo que más me impactó fue que hubiera producido la muerte de su esposa delante del hijo”, señaló Mazzeo. Y subrayó: “No mostró ningún tipo de remordimiento, algún sentimiento, alguna empatía con la familia, con los hijos”.

Por su parte, el fiscal del caso, Marcelo Tavolaro, destacó a TN: “Lo que más me impactó de ese caso fue la lucha y entereza de la madre de Andrea. Aún recuerdo el abrazo que nos dimos después de conocer la sentencia en la puerta de los tribunales”.

La víctima colateral

Fabián Duran tenía 45 años y era la nueva pareja de Andrea. El crimen de su mujer fue un golpe que no pudo superar, y cayó en una profunda depresión. Salía muy poco de su departamento de Berutti al 400, en Morón.

Leé también: La víctima de un femicidio sin cuerpo, pero con voz: “¡Cuánto pagaría por volver la vida atrás!”

Seis meses después del asesinato, Fabián fue encontrado muerto, en su cama. El informe de la autopsia determinó como causa de la muerte un “edema pulmonar”. En la mesa de luz había cajas de medicamentos que el hombre consumía para paliar la depresión.

“Lo único que tenemos es el alma rota”

Marta, la mamá de Andrea, dijo en una entrevista con TN tiempo después de la condena: “Siempre fui por mi sola y voy a seguir hasta que Dios me dé un aliento de vida. Lo llamé a la cárcel y le dije: rezá mucho, ponete de rodillas para que yo me muera porque voy a ser tu cruz. Mientras viva voy a seguir hasta que haya justicia para mi hija”.

“Es terrible verlo por el Facebook, ver que tiene Facebook en la cárcel”, declaró la mujer. Y agregó: “Está bien, tiene su televisión, su microondas… Y nosotros no tenemos nada, lo único que tenemos es el alma rota y angustia con mis nietos”

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!