08/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Europa iba a remolque en supercomputadores. Ahora ya tiene dos de los cinco más potentes del mundo

La supercomputación era un ejemplo más de un área en el que Europa estaba siguiendo (muy) de lejos la estela de potencias como Estados Unidos o China. La cosa está cambiando.

TOP500. La lista TOP500 reúne a los 500 supercomputadores más potentes del mundo. Se publica de forma bianual (junio y noviembre) y la clasificación está basada en el rendimiento que estas máquinas consiguen en la prueba Linpack, un benchmark especialmente diseñado para este ámbito.

Mi supercomputador es más potente que el tuyo. Entrar en esa lista se ha convertido en una demostración de la capacidad tecnológica de gigantes como Estados Unidos o China, que han dominado el segmento desde que se creó la lista. Entrar en ella es señal de prestigio y de avances en el país que lo logra, pero la presencia de supercomputadores europeos ha sido siempre bastante testimonial.

MareNostrum. En España la supercomputadora más potente que tenemos sigue siendo MareNostrum, en el Barcelona Supercomputing Center. Actualmente ocupa el puesto 88 de la lista con un rendimiento de 6,47 PFlop/s que está muy lejos de los supercomputadores del top 10. Puede que no sea el más potente, pero es probablemente el más espectacular de todos.

El desarrollo de MareNostrum 5 -con una inversión de 151 millones de euros- está en marcha, y desde luego el planteamiento es prometedor: se espera que su rendimiento llegue a los 205 Pflop/s, lo que lo colocaría entre los cinco supercomputadores más potentes del mundo ahora mismo.

Leonardo. Es el nombre de la nueva supercomputadora instalada en el centro de datos CINECA, en Bolonia (Italia). Esta bestia del cálculo está basada en la plataforma BullSequana XH2000 de Atos (MareNostrum 5 usará la siguiente iteración la XH3000), en la que se combinan nodos con cuatro potentes GPU NVIDIA A100 que actúan como las llamadas «aceleradoras» y un procesador Intel Xeo de tercera generación y 32 núcleos para gestionar todo el trabajo. Su rendimiento en Linpack es de 174,7 Pflops/s, lo que ha permitido situarla en el puesto número cuatro de la prestigiosa lista TOP500.

Europa ya tiene dos en el top 5. Leonardo se coloca así justo detrás de LUMI, la supercomputadora del EuroHPC/CSC de Finlandia, basada en procesadores AMD EPYC y que alcanza un rendimiento de 309,1 Pflop/s. Además la presencia de supercomputadores europeos va animándose. Adastra, en Francia, está en el puesto 11 (46,1 Pflop/s), mientras que JUWELS (Alemania, 44,12 Pflop/s) está en el 12 y HPC5 (Italia, 35,45) en el 13.

Frontier, intocable. El supercomputador más potente del mundo es Frontier, del Oak Ridge National Laboratory, en Estados Unidos. Este monstruo cuenta con 9.472 procesadores AMD EPYC de tercera generación y 37.888 GPUs Radeon Instinct MI250X, y alcanza los 1.102 Pflop/s, lo que le convierte en un absoluto gigante en este terreno, y el único que rompe la barrera de la exaescala. Fugaku, el supercomputador japonés en segundo lugar, apenas sí logra la mitad (442,01 Pflop/s). Eso sí: no todo es de color de rosa para Frontier, que por lo visto no puede funcionar un día entero sin presentar fallos.

Pero espera, que llega Jupiter. Europa lleva tiempo decidida a ser referente absoluto en el ámbito de la supercomputación, y ya está desarrollando Jupiter, el primer supercomputador europeo a exaescala. Su coste será de 500 millones de euros y se instalará en el Jülich Supercomputing Centre (Alemania). El objetivo no es solo lograr competir de tú a tú con Frontier, sino hacerlo mientras consume mucho menos: se espera que su consumo medio sea «solo» de 15 MW, cuando Frontier consume 21 MW.


La noticia

Europa iba a remolque en supercomputadores. Ahora ya tiene dos de los cinco más potentes del mundo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!