08/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Feriado por el triunfo y un contrato con Messi, la estrategia del rey de Arabia Saudita para lavar su imagen

El príncipe heredero Mohamed bin Salman tiene mucho que agradecerle a la selección de Arabia Saudita que alcanzó

Mohamed bin Salman está tratando de lavar su imagen y la del Reino. Y no solo a través del deporte”, dijo a TN el analista Federico Gaon, experto en relaciones internacionales y con un magíster en Medio Oriente en la Universidad de Tel Aviv

El plan a largo plazo incluye millonarias inversiones y proyectos faraónicos como la construcción de una megaciudad futurista, llamada Neón, en medio del desierto, en el noroeste del país. “Buscan transformar al Reino en el centro de la innovación tecnológica y en un polo de negocios e innovación internacional”, afirmó el especialista.

Leé también: “¿Es un mono?”: el inadmisible error de un conductor de televisión español durante la inauguración del Mundial

Además, quiere crear una aerolínea de bandera que compita con Emirates y Qatar Airways. El plan incluye una pata comunicacional. Así como Qatar tiene a Al Jazeera, su propio canal de TV con llegada global, Arabia Saudita busca imponer a su grupo MBC, un conglomerado de medios que opera más de 17 canales de televisión satelital gratuitos.

El asesinato de Jamal Kashoggi y el matrimonio por conveniencia con Washington

El poeta y periodista español Ilya Topper, fundador del sitio de análisis geopolítico Mediterráneo Sur, dijo a TN desde Estambul, donde vive, que el príncipe saudita tiene una mala imagen, sobre todo, por el asesinato de Kashoggi.

El periodista disidente saudita fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. Fue decapitado y su cuerpo desmembrado. “Todo el mundo cree que fue él. Lo ha dicho la CIA”, dijo Topper.

El fútbol busca cambiar la cara del reino saudita
El fútbol busca cambiar la cara del reino saudita

Este asesinato marcó una frontera difícil de digerir para su principal aliado en el mundo: los Estados Unidos. El presidente Joe Biden había jurado durante su campaña electoral que convertiría en “paria” al príncipe Salman por el asesinato de Kashoggi.

Sin embargo, tres años después, buscó mejorar las relaciones con una visita al Riad a mediados de este año. Washington necesita de la monarquía saudita no solo por el petróleo, sino como un contrapeso a la influencia de Irán en la región.

Pero Riad le lanzó una bofetada en el rostro al presidente estadounidense cuando se alió con Rusia en la OPEP + para lograr una reducción de la producción petrolera en plena crisis energética y aumentar así los precios del crudo. Hoy las relaciones son tensas, pero vitales para ambos países. Incluso, Estados Unidos le otorgó a Salman inmunidad tras ser acusado en Washington por el crimen de Kashoggi.

Operativo lavado de imagen: las reformas tímidas que lanzó el Reino en el interior del país

En tanto, el príncipe está dispuesto a lavar su imagen. “Más allá del caso Kashoggi, se lo ve como una persona decidida a gobernar y tiene muy claro cómo debe ser su país y a dónde quiere llevarlo. Usa la mano dura y en parte quiere deshacer el ultraislamismo” vigente en el Reino, afirmó.

Para Gaón, el plan de bin Salman incluye una tenue apertura interna. Las mujeres sauditas fueron autorizadas a manejar automóviles en 2018. “El príncipe se dio cuenta de que la cultura represiva le ha jugado en contra. Arabia es el estado más conservador y religiosamente opresivo”, indicó.

Leé también: Thiago Messi, el gran ganador en Qatar: fue a un local de juegos con sus hermanos y se llevó el premio mayor

En ese contexto, suprimió a la policía religiosa y busca mejorar la reputación interna. Incluso anunció millonarias inversiones para alinear al país en los objetivos de descarbonización internacional, pero el plan es financiado con sus ricos pozos petroleros.

“Salman se dio cuenta de que es importante invertir en una narrativa nacional moderna. La razón de ser del Estado era un matrimonio entre política y religión. Es la doctrina más reaccionaria dentro del Islam sunnita. Ahora impulsa reformas para minimizar esos lazos, invirtiendo en la construcción de un nacionalismo saudita para que el ciudadano siente que pertenece a una comunidad que trascienda la cuestión religiosa”, dijo Gaón.

El fútbol es el gran imán del proyecto saudita.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!