02/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Junto al “Padre Pepe”, en Córdoba inauguran una granja para tratar adicciones

Quedó inaugurada en Córdoba una nueva granja para jóvenes con problemas de adicción a las drogas. La apertura se realizó en el marco de la peregrinación por los 15 años de los Hogares de Cristo en Argentina. La gran casona albergará a decenas de jóvenes y está situada en la localidad de José de la Quintana, cerca de Alta Gracia.

Al inicio, la imagen de la Virgen de Luján avanzó por un camino interno del Refugio Libertad, en la zona del ex Grupo de Artillería 141, donde empezará a funcionar la granja. Se abrió paso entre una batucada ruidosa y esperanzada, a hombros de cuatro jóvenes.

El consumo de drogas había sido parte del problemas cotidiano de estos chicos que ahora portaron la estatuilla para “contagiar el mensaje”.

La granja ofrecerá actividades diversas y un marco de contención para las personas que piden asistencia, ante la problemática del consumo de estupefacientes, en la sede de los Hogares de Cristo de Córdoba.

“Viva la Virgen”, gritaron los asistentes al inicio de la procesión. Fue una especie de toque para el comienzo de la caminata. Lentamente, se dirigieron hacia la casona que depende del Centro Barrial Madre de la Esquina, de barrio Suárez, en la zona sur de la ciudad de Córdoba.

La inauguración contó con la presencia del “padre Pepe”

La procesión fue encabezada por José María Di Paola -más conocido como “Padre Pepe”-, quien se destaca por su tarea pastoral junto a los sectores más desposeídos del conurbano bonaerense. A la par, otros “curas villeros” acompañaron la caravana. Un rato a la par, y otras veces más atrás o más adelante, el “piberío” se desplegó por el camino.

A la cita llegaron unos 40 adolescentes y jóvenes cordobeses.

En esos terrenos, donde antaño funcionó el ex Grupo de Artillería 141 del Ejército, ahora emerge su refugio, remarcaron desde la organización.

Para el coordinador del lugar, Matías Aguirre, esta granja fue un “sueño colectivo”. Según sus dichos, muchas personas “pusieron el pecho y las ganas” para poner en marcha el espacio.

“Muchos ya no están, pero fueron realmente el pilar que sostuvo el proyecto para que hoy podamos festejar la dichosa inauguración”, celebró Aguirre.

A su vez, saludó la visita de los curas. “Es un gran gesto de amor que esta granja se inaugure en presencia de estas personas que desde hace varios meses recorren todo el país”, manifestó.

También destacó la transformación que vivió el ex Grupo de Artillería con la instalación del Refugio Libertad y con la granja.

El

“Este lugar que ahora es un sitio de la Memoria, la Verdad y la Justicia, en algún momento vivió episodios oscuros y siniestros. Hoy es revertido y convertido en Refugio Libertad, como un lugar para la vida, para la esperanza, dispuesto a acompañar a pibes con situaciones de enorme complejidad a raíz del consumo de drogas”, expresó.

La peregrinación para sacar a los pibes de las adicciones

Bajo el lema #NiUnPibeMenosPorLaDroga, la imagen de Nuestra Señora de Luján llegó a Córdoba tras una larga marcha. El recorrido comenzó el 7 de agosto en el santuario San Cayetano, de Liniers, en la provincia de Buenos Aires. Visitó numerosas villas y barrios de Capital Federal y del conurbano bonaerense.

“El 3 de octubre salimos desde Luján con un micro —con la mano enorme que nos dio Cáritas Nacional— con misioneros y misioneras. El colectivo transportó a una mayoría de jóvenes que se pudieron reintegrar”, explicó a La Voz el “padre Pepe”.

Decenas de jóvenes acompañaron la peregrinación y celebraron la inauguración de una granja para tratar adicciones. (Pedro Castillo / La Voz).

Di Paola destacó además la trascendencia de la obra que se realiza en los Hogares de Cristo de todo el país (son 140 Centros Barriales en 19 provincias). “Los jóvenes empiezan por acercarse y una gran cantidad se integra al trabajo comunitario. Para nosotros, la tarea primordial es la restitución a las comunidades”, expresó el conocido cura.

A su vez, resaltó la tarea del papa Francisco. “Cuando era nuestro obispo ya teníamos largas charlas y él ya hablaba sobre el flagelo de las drogas, que hasta la actualidad sigue condenando. Es fundamental su tarea y su mensaje”, expresó el cura, reconocido por su compromiso social.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!