08/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Líquido refrigerante: ¿te recalienta el auto?

Dentro de los fluidos del motor, el líquido refrigerante es uno de los más importantes, pues en caso de no tener el nivel requerido el motor levantará temperatura, con el riesgo que eso implica. Desde Clasificados La Voz, repasamos tips acerca del sistema refrigerante del auto.

Señal de problema

Por lo general, el auto no debería consumir líquido refrigerante, de modo que en caso de faltarle ese fluido un especialista debería ubicar dónde se está generando la pérdida. El inconveniente suele pasar por una manguera fisurada o una abrazadera mal ajustada.

No sólo en el verano

Si bien en épocas de alta temperatura crece la demanda de líquido refrigerante, los especialistas sugieren utilizar un buen refrigerante durante todo el año, al margen de que haga frío o calor. Esto se debe a que los paquetes aditivos del refrigerante también protegen contra la corrosión el circuito de refrigeración, cosa que el agua pura no hace.

Según los especialistas, los líquidos refrigerantes fluorescentes son agua con una anilina, la cual no tiene inhibidores de corrosión, alcohol ni ningún tipo de protección.

¿Cómo elegirlo?

Lo principal es fijarse que la tecnología del producto sea compatible con lo que pide el fabricante del auto. De este modo, se puede optar por refrigerantes con tecnología orgánica, inorgánica o convencional e híbrida (una mezcla de las dos anteriores). De esta diferenciación, lo que va a variar son los anticorrosivos que protegerán los componentes del circuito de refrigeración y su duración. Un ejemplo: los inorgánicos suelen tener un año como período de cambio, los orgánicos pueden durar de dos a cinco años.

Para diluir con agua

Además de las diferentes tipologías que uno se va encontrar en el comercio, también está la posibilidad de optar por los refrigerantes concentrados. Según los especialistas, los consumidores se inclinan más por este tipo. Para utilizarlo, se debe antes completar el circuito con agua desmineralizada para limpiarlo. Luego, se debe volver a vaciarlo y realizar una segunda limpieza, pero ya con un 10 por ciento o 5 por ciento del producto. Concluido ese paso, hay que volver a vaciar el circuito y después completar con la disolución correcta (30 a 40 por ciento de diluido). Se sugiere diluirlos antes en un bidón.

Está la posibilidad de optar por los refrigerantes concentrados. Según los especialistas, los consumidores se inclinan más por este tipo.

Bidones de color

Respecto a los preparados en bidones de “líquidos refrigerantes” de colores fluorescentes, según los especialistas no se trata de líquidos refrigerantes sino de agua con una anilina, la cual no tiene inhibidores de corrosión, alcohol ni ningún tipo de protección. No se recomienda utilizarlos.

Te puede interesar

Amortiguadores: cuatro tips que seguro no conocías

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!