02/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Son amigos e ingenieros e idearon un alfajor tradicional para Río Cuarto

La industria alfajorera de Córdoba no para de crecer. En ”, cuenta Diego, que al igual que Javier es docente universitario.

Diego Muñoz y Guillermo Stroppa, dueños de la fábrica de alfajores Tradición, de Río Cuarto. (Tomy Fragueiro / La Voz)Los cuatro ingenieros cuentan que su profesión les ha sido de ayuda como “alfajoreros”. “Nos da criterio a la hora de tocar una receta, desde los conocimientos de cómo cocinar y trabajar la materia prima. Pero no es excluyente ser profesional. La carrera nos ayuda en la parte de procesos, como para saber elegir maquinaria, saber resolver un problema técnico. Pero el gran desafío para nosotros no es lo técnico sino la venta, lo comercial”, admiten.

Sobre las dificultades que tienen que atravesar, Diego agrega: “En todo lo que es procesos y maquinarias nos re defendemos, pero en lo que es el mundo de negocios somos todos hechos en la calle, de a poco, a los tortazos, así que vamos tratando de profesionalizar lo que podemos”.

Los impulsores de Tradición recomiendan a otros emprendedores “perseverar, tener paciencia, abrirse, hacer contactos y compartir eventos para conocer gente”. “El desafío es diario, los contextos económicos van cambiando, los momentos difíciles son permanentes, pero es mejor animarse a emprender que llegar a viejo y decir nunca lo intenté”, agrega el profesor.

Generar trabajo en Río Cuarto

Para los impulsores de Tradición “el orgullo más grande es generar trabajo”. Actualmente la firma tiene una decena de empleados. “El emprendimiento todavía se está consolidando, pretendemos que siga creciendo y ampliado los rubros. La municipalidad y el Centro Empresario siempre han estado a disposición para darnos una mano, también desde el gobierno provincial, así que vamos a paso lento pero firme”, dice Diego agradecido.

Diego Muñoz y Guillermo Stroppa, dueños de la fábrica de alfajores Tradición, de Río Cuarto. (Tomy Fragueiro / La Voz)

Vanina doctora en microbiología, cuenta que en la primera cafetería del centro fue moza y encargada. “El trato con la gente me encanta, servir, preparar, limpiar, escuchar a los clientes, sentir esa emoción de saber que nos eligen. También hay mucho prejuicio, gente que trata a los mozos como servidumbre… yo siempre le digo a los empleados que valoren su trabajo y se hagan respetar, dignamente”, explica.

Río Cuarto. Alejandro, Vanina, Javier, Diego, Lucía, Verónica y Guillermo, parte del equipo de Tradición (Gentileza).

Y confía: “Lo del local del centro fue una locura, estábamos terminando de inaugurar la fábrica y mi hermano, Diego, que siempre va a un paso más allá, nos anuncia que ya tenemos local para la cafetería que tanto queremos en el centro”.

Agrega que durante la pandemia el emprendimiento se complicó. “En el 2020 estuvo mi esposo solito en la fábrica haciendo los alfajores. Hay momentos no tan fáciles, por eso es muy lindo ver crecer a Tradición, apostamos a ir siempre un poco más allá, seguir sumando familias, aportando a la industria y a generar un producto que represente a Río Cuarto. Ese fue el sueño de mis abuelos”, agrega Vanina Muñoz.

Newsletter

Si te interesa recibir noticias de Río Cuarto en tu correo cada semana, suscribite gratis a este newsletter en el espacio de abajo.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!