28/11/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Las razones que explican la segunda derrota seguida de Instituto en la Liga Nacional

Instituto no está sólido. Le cuesta jugar en equipo, una de sus mayores virtudes, desde que volvió a la Liga Nacional de Básquetbol tras el receso por las eliminatorias al Mundial 2023. El parate no le vino bien al equipo conducido por Lucas Victoriano, que sufrió la segunda derrota seguida, tercera de la temporada.

En su búnker, donde siempre se hace fuerte, la Gloria perdió en la tarde-noche cordobesa con un “picante” Obras por 80-77. Había caído el pasado lunes, en suplementario, con Olímpico en La Banda (82-80).

Antes del receso, el Albirrojo había ganado 11 partidos y perdido apenas uno.

Por segundo partido consecutivo, Instituto se alejó de su filosofía, la que le dio el título en la temporada y el mando en la presente campaña de Liga Nacional. Luce ansioso, apurado, individualista el elenco de Alta Córdoba. Sin pasarse la pelota, perdió fluidez en la ofensiva. Entregaron apenas 9 asistencias los conducidos por Victoriano como una muestra de que no impone el juego de pases.

Igual, frente a los Tacheros estuvo siempre cerca en el marcador, pero en la mayor parte del partido abajo, remando de atrás, y hasta tuvo la chance en el final de ir a la prórroga. Recuperó la pelota con cinco segundos por jugar (Obras no pudo sacar del lateral) y en la última bola no pudo anotar el triple Luciano González.

Con poco público en su estadio y mucho calor por el inaudito horario de comienzo de las 19.30 mandado por la AdC, Instituto se quedó con las manos vacías.

Taya Gallizzi, que arrastra un largo estado gripal (como varios de sus compañeros) fue el más destacado de la Gloria, el más confiable a la hora de atacar. El pivote de la selección terminó con 17 puntos. Lo secundaron Nicolás Copello y Nicolás Romano, con 13 tantos cada uno. El ala-pivote, además, capturó 6 rebotes.

No fluyó el ataque de Instituto desde el arranque. Es cierto que Obras con su equipo dinámico, versátil, lo complica casi siempre que se enfrentan. El cierre del primer capítulo fue el único que tuvo a Instituto al frente: 18-17.

El resto, de atrás. Entre buenos pasajes defensivos y otros no tanto. Cada vez que el Albirrojo se acercaba, y incluso empata el marcador, la visita mostraba la respuesta correcta para no perder el mando. La visita se fue al descanso largo al frente 37-34. Esa pequeña diferencia le alcanzó para ganar. También cerró el tercer segmento por tres: 56-53. Y tuvo la inteligencia y la claridad para saber como afrontar cada momento del encuentro. Esa claridad que no tuvo Instituto, que cuando está firme, una vez que pasa al frente, pasa por arriba a su rival. Esta vez no pudo ni supo como hacerlo. Mucho mérito del elenco de Gregorio Martínez.

El uruguayo Joaquín Rodríguez fue imparable en el Sandrín y terminó como goleador de su equipo con 22 puntos, más 6 rebotes y 3 asistencias. Lo secundo el experimentado base “Pepo” Barral, haciendo jugar al equipo y aportando 18 tantos y 4 asistencias. Y anotando en momentos clave.

Obras, que el martes había superado a Atenas (96-88), festejó en Alta Córdoba y cerrará su gira por la provincia visitando mañana (a las 11.30) a Independiente de Oliva. El Tachero suma ocho triunfos y tres derrotas .

Para Instituto se viene casi una semana de trabajo antes de su presentación, en casa contra Olímpico.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!