08/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Los riesgos de la deuda de Córdoba

La deuda de la provincia de Córdoba llegó a más de 392 mil millones de pesos en octubre, con un crecimiento de 6,5% en relación con septiembre, y de 47,6% en la comparación interanual.

El gobernador Juan Schiaretti señaló en reiteradas oportunidades que esas obligaciones son manejables, de acuerdo con los ingresos tributarios y financieros de la Provincia.

El Ministerio de Finanzas sostuvo que el endeudamiento representó sólo 4,3 meses de ingresos netos a fines de 2022, según los datos del Presupuesto 2023 enviado a la Legislatura.

Las autoridades insisten, además, en que buena parte de la deuda ha sido constituida a plazos razonablemente largos, con bajas tasas de interés.

La referencia apunta, en particular, a la que corresponde a los fondos kuwaitíes que financian los últimos grandes proyectos de obra pública.

Los créditos tomados durante los últimos casi siete años de gestión de Schiaretti permitieron la realización de la monumental obra de los gasoductos troncales, que se suma a la conectividad por fibra óptica y más de 1.100 kilómetros de caminos y rutas, entre otros emprendimientos.

Hay que destacar que las obligaciones asumidas han sido destinadas, en su mayor parte, a la mejora de infraestructura que facilitó la conexión de los grandes centros urbanos y el desarrollo industrial, agropecuario y turístico de Córdoba.

También es necesario señalar que sobre la deuda provincial pende una espada de Damocles que representa un peligro permanente y que, de concretarse, colocaría a la Provincia en una situación de insolvencia.

La deuda está colocada casi en su totalidad en moneda extranjera. El 92,8% corresponde a obligaciones en la divisa estadounidense –2.247,8 millones de dólares–; el 5,9% es en euros –144,8 millones de esta moneda– y el 1,3% en moneda kuwaití, lo que equivale a 9,3 millones de dinares.

El resto del pasivo lo conforman 12.552 millones en moneda nacional y en otros instrumentos atados al peso.

Esta composición muestra que el 96,8% está nominado en moneda extranjera; 15 meses atrás, ese porcentaje era del 88,6%.

La amenaza constante, como la espada que pendía sobre la cabeza del legendario personaje griego, es que el Gobierno nacional se vea obligado a efectuar una brusca devaluación, ante la falta de reservas líquidas en el Banco Central.

Esa medida, o la unificación de la casi veintena de tipos de cambio que existen en la actual coyuntura, provocará una fuerte caída del peso frente a las monedas extranjeras.

De tal modo, la deuda que aparece como controlable por parte de la Provincia podría dispararse y generar una situación de quebranto en las cuentas públicas.

Argentina carece de financiamiento genuino de sus obligaciones, por lo que la prudencia aconsejaría un paulatino desendeudamiento en moneda extranjera.

La solidez fiscal que exhibe hoy Córdoba, que justifica su calificación crediticia internacional, debe acentuarse con un cambio de perfil de la deuda, lo que generará una economía sustentable, con base en la infraestructura construida.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!