28/11/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Té en el desayuno, verduras en el almuerzo y una copa de vino en la cena: la fórmula contra las demencias

Encontraron que las personas que consumían niveles más altos de flavonoides a través de su dieta tenían una reducción del 32 por ciento en su tasa de deterioro cognitivo en comparación con las que tenían la más baja. Las frutas, verduras y algunas bebidas como el té y el vino son buenas fuentes de flavonoides.

El estudio investigó a 961 personas con una edad promedio de 81 años que viven en Chicago, EE.UUU. Los participantes completaron cuestionarios sobre su dieta, a partir de los cuales los investigadores estimaron su consumo de flavonoides, y realizaron pruebas cognitivas, que midieron diferentes habilidades de memoria y pensamiento durante varios años.

Leé también: En qué alimentos podemos encontrar antioxidantes

El autor del estudio, Thomas Holland, dijo: “Es emocionante que nuestro estudio muestre que tomar decisiones específicas de dieta puede conducir a una tasa más lenta de deterioro cognitivo. Algo tan simple como comer más frutas y verduras y beber más té es una manera fácil para que las personas tomen un papel activo en el mantenimiento de la salud de su cerebro”.

Sara Imarisio, jefa de iniciativas estratégicas de Alzheimer’s Research UK, afirmó: “Nuestra dieta es solo un factor que puede afectar la salud de nuestro cerebro, y los investigadores todavía están tratando de precisar hasta qué punto los componentes dietéticos específicos como los flavonoides afectan nuestra memoria y habilidades de pensamiento.

Los especialistas recomiendan comer más verduras diariamente, ahora también para evitar el deterioro cognitivo. (Foto: Adobe Stock)

Estudios previos indican que los flavonoides pueden ayudar a proteger las células cerebrales del daño, lo que ha llevado a los investigadores a evaluar su papel potencial en la desaceleración del deterioro cognitivo.

“Lo que podemos decir por ahora es que hay una gran cantidad de evidencia que apunta hacia comer una dieta equilibrada como una forma de reducir el riesgo de deterioro cognitivo”, resumen los autores.

“Si manejamos nuestra dieta y actividad física a lo largo de nuestras vidas, ese es un paso crucial hacia una mejor salud cerebral en la vida posterior”, concluyeron.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Neurology.

Sobre los flavonoides

Los flavonoides son compuestos naturales que se encuentran en las plantas. Estos compuestos tienen una alta actividad antioxidante y varios estudios clínicos indican que la ingesta dietética de flavonoides puede reducir significativamente el riesgo de múltiples tipos de cáncer.

Además, la ingesta de flavonoides en las dietas está asociada con la reducción de enfermedades cardiovasculares mortales y sus factores de riesgo. Los flavonoides de manzanas, frutos de bosque y cebollas tienen un impacto positivo en la presión sanguínea, la función vascular y los niveles séricos de lípido.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!