08/12/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Viajar con imágenes y sonidos: la propuesta que reúne a Un Par de Leones y Pablo Sigismondi

Música, imágenes y relatos para escuchar, para pensar, para sentir. Así promociona en sus redes sociales el geógrafo Pablo Sigismondi este combo titulado La vuelta al día en 80 mundos, que implica diálogo en vivo y en directo con el grupo musical Un Par de Leones, y que tendrá presentación exclusiva este viernes en el Cine Teatro Municipal de Unquillo.

La premisa es la siguiente. Una banda de espíritu libre y una paleta estilística amplia, casi tan vasta como el territorio cubierto por Sigismondi en sus viajes (por 164 países y contando), aporta la ambientación sonora. Nadie canta, pero sí alguien cuenta, y ese es el geógrafo, quien comparte su experiencia como fotoperiodista traducida en postales, relatos, vivencias y un testimonio curtido en primera persona; todo acompañado por una música que también, y a su modo, busca explorar nuevos territorios.

Eso es La vuelta al día en 80 mundos, un encuentro interdisciplinario que invita “a viajar a través de los relatos de Pablo con Un Par de Leones como la banda sonora, como si estuviéramos inmersos en una película”, explican desde el grupo formado por Lucas Pelizzari (teclados), Gabriel Engelland (saxo y aerófonos), Elian Abba (batería), y Hugo Begil (bajo y electrónica).

Cómo nació el encuentro

“A Pablo lo conocimos en un programa de radio que compartimos hace un tiempo y él dijo algo como ‘qué lindo sería hacer algo juntos, pero no hubo más contacto. Gabriel, el saxofonista de la banda, escuchaba siempre sus historias en su columna con Cristian Maldonado en la radio y pensó que sería interesante ponerle música a esas historias y relatos”, reconstruye Begil sobre el nacimiento de esta juntada.

“Trajo la idea a la banda, nos gustó mucho la propuesta, y entonces a partir de allí nos pusimos en contacto con Pablo, se lo propusimos y se enganchó con la idea”, cuenta el bajista.

Sobre lo que implica para este grupo instrumental involucrarse con el aura viajera y humanista que transmite Sigismondi, Begil amplía: “Nos genera una energía muy linda por el intercambio, la comunicación, el ida y vuelta entre la música, la palabra narrada y el soporte visual”.

“La idea es generar el marco apropiado para recuperar el placer por la transmisión oral de las vivencias, propio de nuestra humanidad en distintas culturas”, asegura el músico. Además, el vínculo que desarrollaron con el fotógrafo sirvió como una buena excusa para ir más allá de los límites de un proyecto que, en rigor, también es experto en desandar fronteras.

“Trabajar con Pablo nos implica un desafío porque musicalmente nos saca de un lugar de confort. Nos hace crecer, de alguna manera”, reflexiona Engelland. “Sentimos que el aporte de sus relatos y fotografías son el cuerpo que tenemos que vestir con nuestra música, y eso implica la responsabilidad de estar a la altura”, resume el integrante del cuarteto instrumental.

Música, fotos, relatos

“Trabajar a partir de los relatos de Pablo en vivo implica estar abiertos a la improvisación, a ver dónde nos lleva, a adecuar y acomodar nuestra música en el viaje”, explica el saxofonista de Un Par de Leones. “Además, trabajamos sobre la puesta de escena con vestuario, iluminación, visuales y elementos de escenografía que hacen que sea un show completo”, destaca el músico.

A su turno, el propio Sigismondi da cuenta de lo que implica esta experiencia en su vasta trayectoria como orador, contador de historias y analista del mundo contemporáneo a nivel geopolítico.

Vivir para viajar: Sigismondi ha visitado más de 160 países y su archivo fotográfico es imponente. (Gentileza Pablo Sigismondi).

“Lo que la actuación del grupo va a aportar a la fotografía y al relato es la calidez de poder procesar la información, las imágenes que vamos a ir pasando, con ese momento un poco lúdico de reflexión que nos da también la música”, detalla el fotógrafo.

“La música es como la fotografía. Ambas constituyen un lenguaje universal. No importa si uno entiende o no el idioma o la lengua del interlocutor”, define Sigismondi, quien plantea la conexión innata entre ambas disciplinas a partir de esta característica común.

“La fotografía es un conocimiento y una transmisión instantánea, siempre y cuando no haya sido manipulada y refleje esa porción de la realidad que el viajero o el fotógrafo ha pretendido captar. Igualmente, la música: uno en cualquier sitio que esté, escuchar música significa comunicarse con la gente. Por eso la música de los lugares es algo que también enseña cómo vive una cultura”, amplía.

El fotógrafo ha estado múltiples veces en Asia, África, Oceanía o la península arábiga. (Gentileza Pablo Sigismondi).

“En este caso, a partir de la música de Un Par de Leones, vamos a tener esa posibilidad de interactuar. Y de alguna manera vamos a entrar en un campo muy fluido, que nunca antes he hecho, que tiene que ver con la fusión de estos dos lenguajes universales”, cierra el fotógrafo, reconocido por elegir destinos poco comunes u “olvidados” e involucrarse en profundidad con su medio.

Durante La vuelta al día en 80 mundos, y con el acompañamiento del grupo musical, el geógrafo compartirá imágenes propias y vivencias “de sitios emblemáticos de nuestro planeta”. El recorrido incluirá fotos de la naturaleza y sitios históricos tomadas por el propio Sigismondi, quien adelanta registros en primera persona de sus diferentes viajes por Asia, África, la península arábiga u Oceanía.

Para ir

Pablo Sigismondi y Un Par de Leones se presentan este viernes 25 a las 21.30 en el Cine Teatro Municipal de Unquillo (San Martin 1505). La entrada tiene un valor de $ 500 y se puede reservar al 3515162894.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!