Saltar al contenido

C贸mo acariciarse a s铆 mismo

    ?Siente los latidos de tu coraz贸n con tu contacto?, detalla. En el momento en que te habit煤es a esta rutina, puedes empezar con el segundo paso. ?Coloca una de tus manos en el otro brazo y d茅jalo all铆. En el momento en que est茅s mucho m谩s relajado, puedes comenzar a acariciarte el brazo con los dedos, mostr谩ndote amor.

    La autocompasi贸n es algo de lo que todos tenemos la posibilidad de favorecernos. Anula la contestaci贸n de pelea y escapada y nos devuelve al presente. Asimismo es el ant铆doto id贸neo para las cr铆ticas internas (de este modo para muchas otras ocasiones). No obstante, entrenar la autocompasi贸n puede ser algo extra帽o para bastantes de nosotros.

    Acoso

    Se considera acoso verbal:

    • Un silbido, dirigirse a un individuo con expresiones o adjetivos concretos, en el momento en que la persona no le dio la seguridad para llevarlo a cabo, realizar comentarios sexuales sobre alguien o su ropa, contar historias o rechistes sexuales, o ser considerado lascivo.
    • Dar a conocer patra帽as o comentarios sobre la vida sexual privada de un individuo, invitar de repente a alguien a tener privacidad sin su inter茅s, tal como amenazar o sobornar directa o de forma indirecta para efectuar una actividad sexual no deseada, insultos, etc茅tera. .
    • Clasificar a la gente por sus atributos f铆sicos asimismo es acoso verbal, realizar movimientos o sonidos sexuales que sugieran ruidos de succi贸n, o relacionados con actos sexuales, gui帽os o movimientos p茅lvicos ofensivos, llevar a cabo cuestiones o sondear a alguien sobre su historia 铆ntima o tu h谩bitos

    Gu铆a para principiantes

    El portal de Psicolog铆a En l铆nea sugiere conseguir tiempo para centrarse en uno mismo. Y eso es precisamente lo que queda en este momento. Eso s铆, agregan consejos, que con el incremento del empleo de apps m贸viles inteligentes semeja muy importante. 芦Desconectarse de la tecnolog铆a para no encubrir una viable sensaci贸n de vac铆o mediante esta distracci贸n externa禄.

    Para iniciar estas autocaricias, la sic贸loga da unas pautas. 芦Tenemos la posibilidad de comenzar tumbados en cama o en el sof谩. Tome un respiro y ponga su mano sobre su coraz贸n, sienta los latidos de su coraz贸n con el tacto. Cuando nos habituamos a esta rutina, tenemos la posibilidad de saltar al siguiente paso o aun ofrecer un paso tras o铆r el coraz贸n por un rato. 鈥淐oloca una de tus manos en el otro brazo y d茅jalo ah铆. En el momento en que est茅s mucho m谩s relajado, puedes comenzar a acariciarte el brazo con los dedos, mostr谩ndote amor. Muestras cari帽o.鈥

    No te dejes llevar por tus conmuevas

    Las conmuevas son respuestas fisiol贸gicas que tienen la posibilidad de ser tan capaces que nos paralizan. Vamos a tener la posibilidad de probarnos a nosotros de qu茅 manera La emoci贸n, que en un caso as铆 es el temor, va a subir como la espuma y va a ganar la partida.

    Un an谩lisis de la Facultad de Harvard prob贸 que los humanos que sosten铆an una posici贸n corporal triunfante ten铆an escenarios de cortisol salival mucho m谩s bajos que los que adoptan deliberadamente una posici贸n de derrota.

    驴De qu茅 forma acariciar a un perro o gato? en un espacio relajado, y en un instante en que el animal est茅 equilibradamente relajado y relajado. Si el animal no est谩 relajado, espere otro instante
  • A lo largo de este periodo, intente no perder la atenci贸n: no tel sin muebles ni televisi贸n ni nada, tu mascota debe ver que andas relajado.
  • Ac茅rcate y h谩blale en un tono despacio, a fin de que no se asuste.
  • Comienza por la espalda y el cuello, si ves que admite con gusto, incrementa las ubicaciones de caricias, en ocasiones la regi贸n de bajo la barbilla, o las orejas… En ocasiones al animal le agradan las caricias pero no en ciertas zonas como la cara, el vientre o las almohadillas de los pies. Si notas que lo repudia, impide acariciar esas zonas. En el final llegamos a la base de la cola y las patas, primero la parte de arriba y acabamos en las puntas.
  • Si tu gato o perro est谩 feliz, es posible que entrecierre los ojos, ronronee de manera lenta e inclusive comience a desplazar las patas, abriendo y cerrando las palmas de las manos. Esto quiere decir que el masaje va realmente bien y nos encontramos en un estado receptivo para seguir. Si tienes suerte, podr铆a empujarte delicadamente si dejas de acariciarlo a fin de que el masaje logre seguir.
  • Halla instantes para esos masajes relajantes para tu mascota y divi茅rtete con su compa帽铆a, que indudablemente te conecta con 茅l de una forma diferente. Una sensaci贸n de tranquilidad, que se agradece tras un d铆a agotador.
  • Si notas que se te eriza el pelo, arqueas la espalda, lo peinas reiteradamente, bajas las orejas o giras bruscamente la cabeza para mirarte con la boca e inclusive procurar morderte, es es preferible dejar las caricias para el instante de otra persona, por el hecho de que no est谩 relajado.

    Deja una respuesta

    Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *