Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo sentir un abrazo

Cómo sentir un abrazo

    5 maneras de abrazar sin tocar Expresiones. La mirada, que nos asiste a conectar emotivamente y enfatizar lo que nos encontramos comunicando por alg√ļn otro canal. La sonrisa, por el hecho de que sonre√≠r o ser sonre√≠do genera cooperaci√≥n con la otra persona si bien llevemos una m√°scara. ¬ŅMas cosas? ?

    Hay instantes en la vida que son mejores con un abrazo. Estoy persuadida que un abrazo tiene el poder de sanar de 2 formas, para quien lo da y para quien lo recibe, especialmente si son esos abrazos largos y cari√Īosos.

    Este fácil acto de prolongar los brazos y envolver con ellos a un individuo pertence a las primordiales muestras de aprecio que puede dispensar el hombre. Aun existen estudios que aseguran que tiene características terapéuticas y fisiológicas.

    5 maneras de abrazar sin tocar

    Robles apunta ciertas maneras de sugerir y recibir abrazos sin contacto físico.

    1. Las expresiones. Son poderosos y dan voz a eso que deseamos trasmitir en el momento en que nos abrazamos.
    2. La mirada, que nos asiste a conectar emotivamente y enfatizar lo que nos encontramos comunicando por alg√ļn otro canal.
    3. La sonrisa, por el hecho de que sonreír o que nos sonrían genera cooperación con la otra persona si bien llevemos mascarilla.
    4. Movimientos como abrir los brazos, llevar la mano al corazón, publicar un beso con las dos manos o abrazarse en presencia del otro.
    5. Las novedosas tecnolog√≠as, envi√°ndonos ‘abrazos virtuales’, por medio de ‚Äúemojis‚ÄĚ, ‚Äúgifs‚ÄĚ o ‚Äústickers‚ÄĚ.

    Los abrazos y las caricias son precisos todos y cada uno de los días para la salud. No solo en el Día de los Enamorados

    Abrazar y ser abrazado, ofrecer y recibir caricias es realmente bueno para la salud, en el D√≠a de los Enamorados, el Centro Superior de Ci√™ncias da Sa√ļde desea rememorar, mediante una colecci√≥n de estudios, los resultados positivos de abrazos a la salud y caricias, sin olvidar ciertas cautelas.

    Fomenta la aceptación

    Sentir el cari√Īo o entendimiento del otro mediante un abrazo fomenta el v√≠nculo que ayuda al confort y la aceptaci√≥n. En el momento en que alguien est√° preocupado o triste, un abrazo puede ser la soluci√≥n para sosegarlo y hacerle comprender que todo va a estar bien.

    El poder de un abrazo va al√©n del instante en que uno siente el calor del otro, sino impulsa los sentidos, ofrece amor, acompa√Īa, resguarda, tranquilidad, inspira y a√Īade promesa a la vida de quien lo recibe . Esta acci√≥n frecuentemente invita a la persona a proseguir adelante y sobrepasar sus temores, por muy oscuros que sean.

    Preciso para el avance

    El aprecio, aparte de ser una manera principal de comunicaci√≥n que da seguridad y confort a lo largo del primer a√Īo de vida, se utiliza para mandar se√Īales que impulsan el cerebro y activan respuestas de desarrollo que afirman un avance saludable. Entendemos que los peque√Īos reci√©n nacidos privados de contacto f√≠sico tienen la posibilidad de padecer cambios org√°nicos y mentales. Se demostr√≥ que en el momento en que un individuo se a√≠sla a lo largo de un buen tiempo del resto del resto, puede desarrollar una psicosis transitoria o por lo menos padecer trastornos mentales temporales. Las caricias y los abrazos en el hombre son acciones cuya cualidad es insustituible. Significa la cercan√≠a del otro, el sentimiento del otro que act√ļa instantaneamente rec√≠proco de ofrecer y recibir aprecio, de mantenerlo en su ‚Äúhumanidad‚ÄĚ, de aceptarlo espiritual y corporalmente.

    El d√≠a de hoy, mucho m√°s que jam√°s, es requisito ver el ambiente para comprender qui√©n est√° cerca nuestro, especialmente si hablamos de nuestra familia. La mujer, el marido, los hijos, los progenitores, todos generalmente precisan la seguridad del aprecio mediante una caricia que puede tomar m√ļltiples formas f√≠sicas, como un beso, un abrazo, un apret√≥n de manos, una palmada en el hombro o formas verbales. como saludos afables, halagos, √°nimos como (¬ę¬°de qu√© manera lo hiciste!¬Ľ, ¬ę¬°t√ļ puedes!¬Ľ, etc√©tera.). Frecuentemente una manifestaci√≥n espont√°nea de aprecio puede diferenciarse entre la vida y la desaparici√≥n, la soledad y la alegr√≠a, el sentimiento de abandono o de compa√Īerismo, etc√©tera. En nuestro planeta occidental, para estar comunicados, tendemos a emplear los sentidos de ‚Äúdistancia‚ÄĚ (vista y o√≠do) mucho m√°s que los de cercan√≠a (tacto, gusto, olfato). En muchas situaciones, y en ciertas etnias, estos √ļltimos se convirtieron en tab√ļ. La civilizaci√≥n lleg√≥ a supervisar las maneras de contacto f√≠sico de tal modo que, desgraciadamente, frecuentemente las reducimos a formas beligerantes o sexuales. Se puede decir que entre la multitud ¬ęnos acariciamos poco¬Ľ.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *