Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Kant sobre el destino

Qué dice Kant sobre el destino

    Para Kant, ¬Ņla misi√≥n o fin de la historia es la realizaci√≥n de la autonom√≠a extremista del sujeto o la unidad de la sociedad humana, a la que llama ¬ęestado ciudadano¬Ľ? R. El destino de la raza humana se escoge en el sujeto, por el hecho de que, como seres racionales, todos actuamos seg√ļn lo que hay que realizar.

    Hacer PDF de este producto.

    No entendemos de qu√© forma le agradar√≠a a Safranski que ley√©ramos su libro. De hecho, cabe dudar que deber√≠amos ojearlo como especialistas, si bien no tenemos la posibilidad de evitarlo. A primer aspecto, el libro semeja un relato de la iniciativa del mal, pero en otros instantes recomienda algo mucho m√°s, mucho m√°s bien la acusaci√≥n. En la mayor√≠a de los casos, semeja un libro ecu√°nime, pero ocasionalmente tenemos la impresi√≥n de que da opiniones sobre algunos temas. Este libro desea contarnos una historia intelectual. Pero en relaci√≥n nos dejamos llevar por sus entresijos, descubrimos que fomenta reacciones vitales. Por m√°s que nos aporte en relaci√≥n a los enormes nombres de la tradici√≥n occidental, asimismo desea estar listos para tomar resoluciones de cara a la vida de hoy, la vida de los ‚Äú√ļltimos usuarios‚ÄĚ. En verdad, requerimos un nuevo arte de leer para un libro dictado por un nuevo arte de redactar.

    Dignidad y autonomía de intención

    Seg√ļn la filosof√≠a kantiana, un individuo con discapacidad, un feto o un enfermo terminal, por servirnos de un ejemplo, no posee autonom√≠a de intenci√≥n y, por consiguiente, no tienen dignidad. Esta iniciativa tiende a justificar el aborto, la eutanasia, la manipulaci√≥n gen√©tica, la clonaci√≥n, etc√©tera.

    Kant asimismo establece que la dignidad de un solo sujeto no puede defenderse negándosela a otro. Por consiguiente, para asegurar la validez de las acciones como morales, estas no solo han de ser producto de la independencia racional autodeterminante y del principio de autonomía, sino asimismo han de ser susceptibles de ser altas a ley general (que todos tienen la posibilidad de estimar). ellos por igual).

    Autonomía ética y filosofía materialista en el idealismo trascendental kantiano

    Entre los pensadores que mucho m√°s influy√≥ en el pensamiento de Immanuel Kant fue, indudablemente, Baruch de Espinosa. El campo de esta predominaci√≥n lo forma el pensamiento estoico. Puede decirse, sin miedo a confundirse, que Kant es, adjuntado con Spinoza, el principal creador del estoicismo moderno. No obstante, mientras que Spinoza nos da la descripci√≥n de un concepto ‚Äďla cosmovisi√≥n estoica- ahora desarrollada, por de este modo decirlo, con Kant, observamos, punto por punto, el largo y dif√≠cil desarrollo de su construcci√≥n y fundamentaci√≥n. En este momento nos importa este desarrollo y observamos de qu√© forma lleva a un resultado asombroso, puesto que escasos int√©rpretes de la filosof√≠a de Kant han conectado su idealismo trascendental con el pensamiento estoico (cuando menos con el pensamiento cat√≥lico, si bien exactamente en su dimensi√≥n estoica1).

    Jos√© Ferrater Mora resalta que el estoicismo no es solo una escuela de pensamiento y acci√≥n constru√≠da por Zen√≥n de Citio precisamente en el siglo IV a.C., sino m√°s bien asimismo una corriente subterr√°nea que acompa√Īa el avance de parte importante del pensamiento occidental ( heredero, por su parte, de los profundos pensamientos de las filosof√≠as oriental, hind√ļ y budista2). En este sentido, el estoicismo equivale a una versi√≥n del racionalismo ontol√≥gico y m√°s tarde √©tica, que se lleva a cabo siempre y en todo momento, sin salvedad, al confrontar el triste materialismo que mantiene el apego a las sencillos cosas materiales, tal como las ilusiones religiosas fundamentadas en el miedo a los dioses. De ah√≠ que S√≥crates y Epicuro, entre otros muchos, forman parte, cada uno de ellos a su forma, de esa enorme corriente subterr√°nea, de ese magma de ideas y academias que fue el pensamiento filos√≥fico heleno del siglo V a. de ahora en adelante.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *