Saltar al contenido

Qué dice la Biblia de orar en la madrugada

    Si bien no hay un tiempo concreto en el que debamos estar comunicados con Dios, estos versículos bíblicos nos recuerdan que rezar al amanecer significa llevar a cabo un esfuerzo por conectarnos en solitario con nuestro Padre. A lo largo del día tenemos la posibilidad de tener muchas obligaciones y es posible que no tengamos tiempo para rezar.

    El poder de rezar al amanecer.

    En el momento en que t√ļ y yo decidimos rezar al amanecer, es por el hecho de que nos importa o√≠r la voz de Dios para comprender cu√°l es su intenci√≥n para nosotros y nuestra familia. Tengamos en cuenta que como afirma un canto ‚Äúel poder del cat√≥lico est√° en la oraci√≥n‚ÄĚ, el que no ora sencillamente no desea la victoria, la salud y la prosperidad.

    El profeta Isaías, entre los hombres mucho más enormes del viejo testamento, ha dicho en el capítulo 26 versículo 9 (Isaías 26:9) que mientras que el espíritu estuviese en él, se levantaría temprano para buscar a Dios, hete aquí un enorme ejemplo para nosotros el día de hoy que deseamos dones de sanidades, milagros y premoniciones; Deseo decir, debemos buscar a Dios en todo momento.

    Rezar al amanecer y ver los espectaculares desenlaces

    En la privacidad con Cristo, el Espíritu Beato se aproxima y puede completar cualquier vacío que tengamos. De la misma manera se tienen la posibilidad de dar mensajes y la comunicación sería mucho más simple debido al silencio que se hace en las primeras horas del día, o sea rezando al amanecer. Además de esto, tenemos la posibilidad de meditar en la Biblia y poner una canción en la radio para llevarlo a cabo mucho más íntimo.

    La carencia de oración y de lectura de la Biblia, por la carencia de tiempo que frecuentemente poseemos, es la causa de que el espíritu se seque. Asimismo hay que decir que la mejor forma de vivir es estar libre de pecado o culpa. Además de esto, tener la convicción de que la mejor actividad para llevar a cabo primero es empezar una oración y loar al Dios de los cielos.

    ¬ŅPor qu√© raz√≥n entonces?

    Por qué razón rezar a las 3 am #1 Hora adecuada Aun el enorme padre de la fe cristiana, Abraham, se levanta al amanecer para venerar a Dios.

    Exactamente la misma Biblia lo asegura en G√©nesis 19:2: ‚ÄúAbraham se levant√≥ muy de ma√Īana y fue al sitio donde hab√≠a estado enfrente de Jehov√°.

    ¬ŅQu√© es lo que significa rezar al amanecer?

    La oraci√≥n de la ma√Īana es una manera de oraci√≥n donde te levantas muy temprano, comunmente antes del amanecer, para rezar y meditar. En ocasiones se hace en un espacio apartado, como una mezquita o capilla, ahora ocasiones se hace en el hogar. La oraci√≥n de la ma√Īana se considera en especial vigorosa y se estima que es buen instante para arrimarse a Dios.

    La oraci√≥n es una manera de comunicaci√≥n con Dios. Es nuestra forma de charlar con Dios y contarle lo que pasa en nuestra vida. La oraci√≥n nos asiste a centrarnos en Dios y rememorar que √©l es el √ļnico que puede asistirnos en nuestras ocasiones. La Biblia afirma que debemos rezar sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17). Esto quiere decir que debemos rezar todo el tiempo, no solo en el momento en que estemos en inconvenientes o en necesidad.

    ¬ŅQu√© ocurre en el momento en que un individuo reza?

    Rezar es una charla con Dios. Mediante la oración charlamos con Dios y él nos charla. Nuestras frases tienen la posibilidad de ser de agradecimiento, solicitud, alabanza o intercesión. En ocasiones oramos en silencio, en ocasiones en voz alta. Oramos en cualquier sitio, cualquier ocasión y en cualquier situación. Tenemos la posibilidad de rezar individualmente o en conjunto. Hay muchos géneros de oración, pero todas y cada una de las frases tienen un fin: estar comunicado con Dios.

    La oraci√≥n es una manera de adoraci√≥n. En el momento en que oramos, le ofrecemos a Dios el honor y la gloria en el momento en que reconocemos que √©l es nuestro Constructor, Salvador y Se√Īor. Asimismo alabamos a Dios por su amabilidad, clemencia y amor. Al rezar, le nos encontramos dando a Dios lo que se merece.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *