Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© es lo que no les gusta a los hombres de las mujeres

Qué es lo que no les gusta a los hombres de las mujeres

    La Polic√≠a Cient√≠fica encontr√≥ este mi√©rcoles un pie en el vertedero de Toledo donde procuraban al primo del desaparecido Fernando, cuyo cuerpo apareci√≥ en ese sitio. Los restos encontrados no fueron determinados y los agentes est√°n en el sitio recogiendo pruebas por si acaso hablamos de √Āngel, de 11 a√Īos, conforme han afirmado a Vozp√≥puli fuentes de la polic√≠a. El pie encontrado va a ser analizado para seguir a su identificaci√≥n, mientras que prosigue la b√ļsqueda de otras huellas en la regi√≥n.

    Las familias de √Āngel y Fernando procuraron ayudar con la investigaci√≥n de la Polic√≠a Nacional para hallar el cuerpo del ni√Īo de 11 a√Īos que prosigue desaparecido, empleando un radar t√©rmico a fin de que los agentes dispusiesen de todos y cada uno de los medios a su predisposici√≥n para localizar el cuerpo del ni√Īo. Este artilugio podr√≠a ser √ļtil a fin de que ¬ęno quede ning√ļn rinc√≥n¬Ľ sin comprobar o revisar ¬ęsi el cuerpo de √Āngel est√° en el vertedero¬Ľ. ‚ÄúNo ha podido estar ah√≠, pero hay que contrastar todos y cada uno de los datos y tambi√©n informaci√≥n‚ÄĚ, aseguraron a este medio.

    Dobles raseros y narrativas sexuales

    La tercera raz√≥n debe ver con los dobles raseros sexuales que empapan la sociedad de la cual formamos parte. Si bien las mujeres de el d√≠a de hoy est√°n mucho m√°s liberadas sexualmente que hace 60 a√Īos, todav√≠a reciben mensajes sobre de qu√© manera debe actuar una ¬ębuena muchacha¬Ľ. Esto es verdad en los encuentros sexuales casuales, pero aun en las relaciones serias, muchas mujeres todav√≠a se sienten responsables o abochornadas si se entretienen bastante a lo largo del sexo.

    La cuarta raz√≥n procede de las narrativas en nuestra cultura sobre el accionar heterosexual. Seg√ļn este guion, el hombre empieza el sexo y, si la pareja est√° preparada, procede al juego previo, cuyo prop√≥sito primordial es conseguir una erecci√≥n. Una vez alcanzado, introduce su pene en la vagina de la mujer y la penetra hasta el orgasmo. Se estima que la mujer tenga un orgasmo de alguna manera asimismo a lo largo de este tiempo, si bien el cl√≠toris raras veces se impulsa a lo largo del sexo con penetraci√≥n.

    Vericidad

    Por √ļltimo, entre los elementos mucho m√°s seductores de una mujer es su vericidad. Poseedora de personalidad propia, entretenida, diferente, f√°cil, abierta y original. Visto que una mujer sea con la capacidad de bromear en vez de escandalizarse, de verse sin m√°scaras y de actuar con absoluta naturalidad, indudablemente suma puntos.

    Una investigación dividió en tres categorías lo que procuramos, tanto hombres como mujeres, en un individuo de la que terminamos enamorándonos. Ellos son:

    ¬ŅQu√© mucho m√°s le agrada f√≠sicamente a un hombre de una mujer?

    Quienes agradan de parejas de complexión media o musculosa, prestan atención a los brazos, el pecho y la espalda (en el primer caso) o al abdomen (en el segundo). Los que eligen bajar de peso miran los brazos, el abdomen y el pecho al mismo nivel.

    Seg√ļn Cosmopolitan, mirarlo a los ojos u ver su cuerpo puede a√Īadir un toque de sensualidad a la cita. Les agrada mucho m√°s si ven que a ti asimismo disfrutas. No solo es conveniente que lo estimules con besos o suaves bocados, asimismo es esencial lo que le afirmas al o√≠do.