Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© nos dice Apocalipsis 18

Qué nos dice Apocalipsis 18

    Apocalipsis 18. ¬ŅSon exhortados los beatos a salir de Babilonia para no formar parte de sus errores? Babilonia cae y sus fieles la lloran. 1 Y tras estas cosas vi otro √°ngel que descend√≠a del cielo, teniendo enorme poder; y la tierra fue iluminada con su gloria.

    pregunta adios.

    La Babilonia citada en Apocalipsis capítulo 14;8 RVC está precisamente etiquetada como una localidad, y en el capítulo 18:1 y 2 semeja ser una humillación sistemática de las santas expresiones de Dios.

    Apocalipsis 18:6

    “Denle como ella les dio, y paguenle el doble de conformidad con sus proyectos; en el vaso mezcló la bebida, revuelva el doble para ella.

    ¬ŅA qui√©n se dirige esta se√Īal?: ¬ęDenle como ella les dio a ustedes…¬Ľ Por supuesto, se dirige a los integrantes del pueblo que han logrado salir de Babilonia, puesto que este orden divino es encontrado en ese contexto. En este momento nos importa entender exactamente en qu√© radica la ¬ędoble copa¬Ľ que debemos ofrecer a Babilonia. El vino amargo que ha listo Babilonia y que forma el vino de muerte y perdici√≥n no es otro que el vino citado en Apocalipsis 14:8 y proclamado como ¬ęel vino de la furia de su fornicaci√≥n¬Ľ. Es muy evidente que no nos equivocaremos al decir que ¬ęel vino de la furia de su fornicaci√≥n¬Ľ es el vino de la fe mucho m√°s las proyectos que Roma di√≥ de tomar ‚ÄĒdurante la historia‚ÄĒ a todas y cada una de las confesiones religiosas, y eso incluye Protestantismo. El orden celestial es: ¬ęDadle una doble porci√≥n del vino l√≠cito¬Ľ, que es lo que la aniquila. Se comprende que la orden resulta de equiparar el vino que da con el vino leg√≠timo, tal es as√≠ que el vino leg√≠timo sirve de amargura en frente de su panorama. ¬ŅQu√© aniquila al hereje sino m√°s bien la realidad? Nos encontramos en clara obediencia a Dios, d√°ndole una doble porci√≥n del vino leg√≠timo que digerir√°. ¬ŅPor qu√© raz√≥n esto ocasionar√≠a indigesti√≥n? Pues revela, encuentra y condena. La revela como la ramera, la erige en contrincante de Dios y la condena en la sentencia judicial, pues cualquier persona que comparezca frente Dios sin depender de Cristo va a ser culpado.

    Se efectuar√°n enormes milagros

    Curaci√≥n de enfermos y se√Īales y prodigios van a acompa√Īar a los fieles. Dios cooperar√° con la obra, y todos y cada uno de los beatos, sin miedo a las secuelas, obedecer√°n a la convicci√≥n de su conciencia. Esta leyenda acabar√° con considerablemente m√°s fuerza y ‚Äč‚Äčvigor que el lamento de medianoche.

    Los siervos de Dios, dotados del poder del cielo, con la cara iluminado y resplandeciente de santa consagración, van a salir a proclamar el mensaje celestial. Bastante gente de todas y cada una de las congregaciones religiosas admitirán la convidación, huyendo de las iglesias condenadas, como Lot escapó de Sodoma antes que fuera destruida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *