Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© piensa Epicuro sobre el destino

Qué piensa Epicuro sobre el destino

    Epicuro no creía en el destino, puesto que confiaba en el poder de la independencia humana. En este sentido, es una ética que no es ni fatalista ni fatalista y que sosten reacciones valientes y asimismo de valentía en frente de los retos de la presencia.

    por Alexandra Goic

    En el momento en que andas en tu lecho de muerte, indudablemente nada importa salvo una pregunta, ¬Ņconsegu√≠ ser feliz? ¬ŅFue un estado incesante o instantes fugaces… En ese instante de la vida es imposible retroceder en el tiempo y lograr esa misi√≥n tan completa y hermosa para todo humano; pero entonces, en este momento que tenemos la posibilidad de procurarlo, ¬Ņde qu√© manera llevarlo a cabo?

    Filosofía Preceptiva

    Por medio de ella examin√≥ la manera en que conocemos. Seg√ļn Epicuro, la sensaci√≥n es la base del conocimiento; y se genera como resultado en el momento en que llegan im√°genes a nuestros sentidos. Adem√°s de esto, elabor√≥ que la experiencia es lo √ļnico en lo que tenemos la posibilidad de confiar para conseguir informaci√≥n de todo el mundo exterior.

    Por su lado, Epicuro pensaba que toda la verdad se encontraba compuesta de átomos y vacío. Y, si bien influido por Demócrito, ingresó el elemento del azar en el movimiento de los átomos. En verdad, en la carta que escribió a Herodoto, elaboró que nada aparece de lo que no existe.

    La vieja filosofía griega del epicureísmo no se habla solo del exitación, es una teoría totalmente

    Hoy d√≠a, en el momento en que la multitud piensa en el epicure√≠smo, tiende a imaginar situaciones de gran lujo: un arist√≥crata quiz√°s en su s√≥tano, o un gourmet comiendo una comida abundante.Epicure√≠smo de manera frecuente sencillamente significa una vida agradable y hedonista, con un √©nfasis de manera extra√Īa fuerte en la comida y la bebida.

    Pero hay considerablemente m√°s que eso.

    Géneros de deseos y bienestares

    Llegados a este punto, cabe preguntarse cu√°les son esos deseos que debemos agradar seg√ļn Epicuro. Para guiarnos, el creador distingui√≥ 3 g√©neros de deseos:

    1. Deseos naturales y precisos: estos tienen dentro pretensiones b√°sicas de supervivencia como alimento y vivienda. Son los mucho m√°s simples de agradar y no se tienen la posibilidad de remover. En consecuencia, son ellos quienes tienen que transformarse en una prioridad.
    2. Deseos naturales y también insignificantes: mencionan al deseo de cosas superfluas, como comida gourmet o posesión de productos de mucho lujo. Estos tienden a ser bien difíciles de agradar, con lo que tienden a producir mal y descontento. Epicuro acepta que lo idóneo es minimizarlos o removerlos.
    3. Deseos vanos y vacíos: tienen dentro puntos como estatus, riqueza, popularidad o poder. La carencia de límites a estas pretensiones provoca que jamás se satisfagan absolutamente. De ahí que nos condenan al disgusto ahora la infelicidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *